A Jackie Montoya, nuestro homenaje!

imageSimage


image image imageJackie Montoya, es panameña. Es hermosa y tierna. Es sumamente inteligente. Es una súper mamá!

Tiene cuatro hijos. Todos han nacido en agua. A todos les ha dado lactancia materna exclusiva. Es activa en la sociedad. Inquieta. Progresista.

Practica yoga y se alimenta de manera saludable. Sumamente alegre.

Fue el primer parto que atendimos en agua. Fue en su residencia.

Todo lo organizó ella. Trajo la piscina. Junto a su esposo nos enseñó como prepararla.

Los nacimientos de sus hijos fueron maravillosos. Aprendimos para siempre que una mujer es capaz de vivir y sentir su maternidad de manera natural y plena.

Jacquie Montoya, abrió el camino para que mas y mas mujeres en nuestro país defiendan el espacio y el derecho que les pertenece: ser dueñas absolutas de su cuerpo y de su maternidad.

En nombre de todas las que han seguido su ejemplo en Panamá y en el nuestro propio le decimos GRACIAS ! por tu ternura, tu amor, tu sabiduría y tu ejemplo!

 

Dra. Graciela Anhel de Aybar

Dr. Rodrigo Aybar

image

 

 

image

 

 

El parto es nuestro.

image image image image image Ivana

Ivana, Alanna,Varvara,Tisha,Hilla,Perla,Lorena,Karla,Martha,Hilde,Marcela,Katherine,Cari,Tatiana,Kim, y tantas mas son fiel testimonio de la recuperación del parto a quien les pertenece: A las madres, los papás,los abuelos,los hermanos!

Son las propias mujeres las que van ocupando en espacio que siempre les perteneció .

Nosotros solo hemos creado el ambiente para que la maravilla de la naturaleza se exprese.

Respetar el proceso natural es nuestro norte. Interrumpirlo con medicamentos solo cuando es estrictamente necesario. Crear el ambiente de amor, de paz y profundo respeto, para que las hormonas de la maternidad de liberen espontáneamente, creando el vínculo y el espacio para que el bebé haga su trabajo : nacer y encontrar el seno de su mamá y de esa manera iniciar tranquilamente la lactancia.

Nosotros solo podemos expresar nuestra admiración a estas maravillosas madres, que dan el ejemplo y van impulsando el cambio indispensable en la manera de nacer en Panamá.

Dra. Graciela Anhel de Aybar

Dr. Rodrigo Aybar

La Oxitocina, la hormona de las mil caras.

En el conocimiento de la biología y fisiología humana se avanza rápidamente.
Los aportes de Kerstin Uvnãs de la Universidad de Karolinska, Estocolmo Suecia han contribuido enormemente el la comprensión del rol de la Oxitocina.

Los partos que se realizan en el agua y en ambientes seguros y tranquilos para la madre permiten que se exprese libremente la Oxitocina natural con todos sus enormes beneficios.

La Oxitocina artificial y el bloqueo epidural, liquidan estas importantes funciones con pésimos resultados en la atención del parto..

Dr. Rodrigo Aybar

La Oxitocina, la hormona de las mil caras

La investigadora sueca Kerstin Uvnäs impartió la conferencia inaugural del X Congreso de Fedalma recordando que cuando ella empezó su investigación sobre la oxitocina se sabía poco o casi nada sobre el mecanismo de la oxitocina, más allá de su implicación durante el parto y la lactancia.

En cambio, hoy en día sabemos que los humanos contamos con una compleja red neuronal sensible a la oxitocina, por lo que esta hormona influye en gran cantidad de funciones fisiológicas. Por ejemplo, actualmente está demostrado que la oxitocina produce cambios psicológicos, promoviendo la calma y reduciendo el estrés.

Pero la oxitocina tiene efectos más allá del cerebro. Uvnäs señaló que esta hormona promueve el crecimiento de las células, por lo que se la puede considerar una hormona del crecimiento. Además, si la oxitocina llega a una célula cancerígena, inhibe su crecimiento, por lo que tiene un efecto preventivo en casos de cáncer de pecho, de colon, de ovario o de endometrio.

Comportamiento maternal y social

Kerstin Uvnäs también habló de experimentos en los que la administración de oxitocina a ratas (e incluso a mamíferos superiores) indujo un comportamiento maternal incluso en hembras que nunca habían dado a luz. Pero, además, los animales tratados con oxitocina se vuelven más sociables, son más cercanos y abiertos y menos propuestos a luchar por el territorio.

La oxitocina tiene un efecto calmante, ansiolítico, en el área del cerebro conocida como amígdala. También reduce la sensación de dolor, tiene efecto anti-estrés, disminuye el cortisol y aumenta tránsito gastrointestinal. Por otro lado, si en lugar de administrarla puntualmente se repite la pauta y se administra durante un par de semanas, se observan efectos a largo plazo que duran incluso varias semanas:

Efecto similar a una ansiolítico.
Mayor umbral del dolor.
Menor inflamación.
Menor presión sanguínea.
Menor nivel cortisol.
Tono vagal aumentado.
Facilita el aprendizaje.
Aumenta la ganancia de peso.
Aumenta la tasa de curación de heridas
También en humanos

Aunque la investigación básica demuestra la gran capacidad de la oxitocina para modular el funcionamiento del organismo y el comportamiento en los animales, lo cierto es que estos efectos se han replicado también en estudios con humanos. Un efecto interesante de la oxitocina en las personas es su capacidad para aumentar la interacción social, mejorando la interpretación de los comportamientos sociales ajenos. Los individuos que reciben oxitocina se miran más los unos a los otros, sobre todo a los ojos, y entienden mejor cómo se sienten las otras personas.

Además, bajo la influencia de la oxitocina, las áreas del cortex relacionadas con el pensamiento crítico se inhiben y por eso se suele decir que el amor de madre es ciego. Al ser efectos relacionados con el área límbica, son completamente inconscientes. Kerstin Uvnäs añadió que, en ámbito de la maternidad, el papel de la oxitocina es fomentar y reforzar la confianza en la pareja y en el hijo.

Otros efectos de la oxitocina en seres humanos son:

Aumenta la capacidad de creer lo que la otra persona te está diciendo.
Reduce la ansiedad.
Disminuye los niveles de cortisol.
Menor tendencia a la la depresión.
Disminuye la sensibilidad al dolor.
Mejora la confianza.
Aumenta la probabilidad de ser hipnotizado.

También se están realizando ensayos clínicos sobre la influencia de la oxitocina en autismo, fobias sociales, esquizofrenia, depresión, ansiedad, enfermedades relacionadas con el estrés, abuso de sustancia, ayudante en psicoterapia, etc.

Cómo se segrega la oxitocina

La oxitocina se segrega durante la lactancia y durante el parto, pero también se relaciona con muchas otras áreas del cuerpo y del cerebro. Por ejemplo, se puede segregar desde el estómago, cuando una comida nos complace, o con las caricias. En cuanto a la lactancia, en un estudio en el que se sacaron 25 muestras de sangre a mujeres durante una hora se constataron picos de oxitocina cada 90 segundos aproximadamente, en un patrón pulsátil muy diferente al del ciclo de la prolactina.

Kerstin Uvnäs destacó que las mujeres con mayores niveles de oxitocina fueron las que registraron también niveles más altos de prolactina, por lo que la oxitocina no solo influye en la eyección de la leche, sino que también tiene un efecto significativo sobre la producción.

Cuando la mujer amamanta, la oxitocina ayuda a activar el estómago y todas las hormonas necesarias para la digestión, por lo que la función del sistema gastrointestinal se adapta a la cantidad de leche que está dando. Se optimizan todas las funciones del estómago y el intestino, de tal manera que se mejora el aprovechamiento energético de todos los alimentos que ingiere la madre.

La oxitocina segregada durante la lactancia se relaciona también con una disminución de la hormona del estrés, el cortisol. Por eso, Kerstin Uvnäs habló del efecto antiestrés de la lactancia materna, ya que cada vez que una mujer amamanta disminuye significativamente el cortisol.

La presión sanguínea también disminuye durante la lactancia con un efecto dosis-dependiente, de tal modo que la tensión de las madres suele ser mucho mejor tras cinco semanas de amamantamiento que en el posparto inmediato.

Oxitocina, lactancia y psique.

Las mujeres que amamantan, debido a este patrón repetitivo y pulsatil de la oxitocina, también experimentan cambios en su personalidad. Según el estudio mencionado anteriormente, las mujeres con mayores niveles de oxitocina son las que se vuelven más sociales y registran menores niveles de ansiedad.

Además, en el estudio, las mujeres con mayores niveles de oxitocina fueron las que dieron el pecho durante más tiempo, por lo que Uvnäs relacionó esta hormona con un mejor vínculo entre la madre y el hijo. Por último, añadió que la oxitocina vuelve más protectoras a las madres.

Como resumen de todo esto, la investigadora sueca recalcó que el papel de la oxitocina va mucho más allá de la eyección de la leche, ya que mejora la respuesta fisiológica de las madres y promueve el comportamiento afectivo con el bebé.

La oxitocina y el bebé

Cuando se habla de la hormona oxitocina, se suele olvidar que el bebé también genera su propia oxitocina. Hasta los tres meses de edad se registra la mayor producción de oxitocina de toda la vida, aunque los mayores niveles de oxitocina en los humanos se registran justo después del nacimiento. En ese momento, los niveles del bebé son incluso mayores que los de la madre.

No solo el nacimiento estimula la secreción de oxitocina en el bebé, sino que, con la succión, el bebé segrega su propia oxitocina además de estimular el mismo efecto en el organismo de la madre. Esto se ha constatado, por ejemplo, estudiando a terneros que registraban mayores niveles de oxitocina al succionar del pecho de su madre que al beber de un cubo.

El contacto piel con piel también fomenta la secreción de oxitocina, tanto en la madre como en el bebé. Siguiendo ese patrón pulsátil al que nos referíamos anteriormente, el cuerpo de la madre varía su temperatura por el efecto vasodilatador de la oxitocina. Y este cambio se transmite al bebé.

¿Protegemos el mecanismo de la oxitocina?

La oxitocina es una hormona tímida, no se segrega en la presencia de gente que no nos agrada o en situaciones percibidas como desconocidas o inseguras. Por eso es necesario cuidar tanto el momento del parto como la lactancia, para contribuir a que los mecanismos de la oxitocina funcionen tal y como están programados para hacerlo.

El problema es que hay prácticas, aparentemente inocuas, que dificultan estos procesos. Por ejemplo, en algunas maternidades se sigue envolviendo al bebé después del parto y se sabe que para los beneficios del contacto piel con piel no es suficiente la cercanía sino que tiene que haber contacto “real” de la piel del bebé con la piel de la madre.

Otro aspecto en el que se interfiere con el mecanismo de la oxitocina son las cesáreas. Cuando se realizan de urgencia sí que ha dado tiempo a que el bebé estimule el mecanismo de esta hormona, pero en las cesáreas electivas, al no desencadenarse el proceso del nacimiento, no se libera oxitocina. Y esto supone un problema a posteriori.

Uvnäs señaló, por ejemplo, que a los dos días posparto las mujeres que se habían sometido a cesáreas programadas no tenían estos picos de oxitocina que sí se registraban en las mujeres con un parto normal. Aunque se puede recuperar lo perdido después, lo cierto es que sin estos pulsos de oxitocina la prolactina tampoco sube y también se dificultan las adaptaciones psicológicas para el comportamiento maternal.

Epidural

Al aplicar la anestesia epidural, los nervios y los impulsos de toda esa zona se bloquean, por lo que el cerebro no registra lo que está sucediendo en la zona pélvica. De nuevo, esto dificulta la producción de oxitocina y, por tanto, influirá en los niveles de prolactina y en la adaptación maternal. En las madres que dieron a luz con anestesia epidural se constató que, dos días después del parto, los bebés amamantado no experimentaban aumento de la temperatura corporal con el contacto piel con piel. La teoría es que está fallando algo básico en la comunicación entre el cuerpo del bebé y el de la madre.

Finalmente, y en lo que se refiere al uso de oxitocina sintética durante el parto, Kerstin Uvnäs señaló que una de las principales diferencias entre ambas hormonas es que la natural fluctúa en picos mientras que la sintética se inyecta de una manera lineal. Al comprobar los niveles de oxitocina a los dos días posparto en las mujeres que recibieron oxitocina sintética se constató que producían menos oxitocina natural. “La producción endógena de oxitocina se regula a la baja de manera artificial”, concluyó la ponente.

Cuando se producen intervenciones, hay riesgos. Se interfiere en el proceso natural de la oxitocina, lo que induce cambios a nivel fisiológico que no se resuelven con intervenciones posteriores. La receta para evitarlo, dijo Uvnäs, es simple: continuar con el mecanismo fisiológico de parto, lactancia, contacto piel con piel, masaje, interacción social y apoyo familiar a la madre.

IMG_0578.jpg

Loyda


imageimage

Loyda Martínez , partera tradicional Kuna, nos ha maravillado con dos Molas características de la cultura de su etnia.

Panamá tiene el honor y el privilegio, como pocos países del continente latinoamericano, de tener varias Comarcas indígenas en pleno desarrollo.

Loyda atendió cientos de partos en su comunidad y ahora nos maravilla con estas molas confeccionadas por ella.

Asi es nuestra gente, sabia, generosa , creativa y alegre .

Ya llegara el día en que en Panamá el parto sea completamente libre y natural , respetando las maravillosas tradiciones de nuestro pueblo.

Gracias Loyda por esta maravilla nacida de tus manos!!!

Dra. Graciela Anhel de Aybar

Dr. Rodrigo Aybar

 

 

 

 

Imágenes que enriquecen el alma.

Sarah Cousineau durante el parto de sus gemelos Dante y Cosmo.

IMG_0585-1.JPG

Sarah con sus dos hijos, Dante y Cosmo

IMG_0583.JPG

Ámbar, su hija mayor alimentando a su hermanito.

IMG_0582.JPG

Dante y Cosmo

IMG_0584.JPG
Como dice Sarah en su carta, la perfección, sabiduría y magia de la naturaleza!!

Erlyn

IMG_6976.JPG

IMG_6975.JPG

Erlyn

 

image

El nacimiento de la hermosa hija de Jean, transcurrió como en familia. Digo así porque ellos son venezolanos y están solos acá en Panamá. Me sentía también como un papá.

Fue de madrugada, como suele ocurrir. Primer parto de Erlyn. Sólo la examiné cuando llegué. El resto fue entretenernos preparando las cosas y llenando la piscina.

Lo cómodo de los partos en casa es que hacia la semana 36 se realiza la “home visit” y de esa manera todo esta coordinado de antemano y todo fluye silenciosamente el día del parto.

Erlyn había tenido su propia Doula. Eliana De  Luca. Hermosa mujer venezolana también , que tuvo sus dos hijos de manera natural y en agua. Hablaron, se escribieron , leyeron y de esa manera Erlyn lo sabía todo.

Fue extraordinaria su serenidad y alegría. Debo agregar que Erlyn es pura risa. Simpática, alegre , positiva . Jean es un encanto de persona. Cálido , muy educado y tierno.

La bebé , como sus padres!

Se “pegó a la teta” de su madre como si lo hubiera hecho durante años !

Nosotros no podemos más que decir gracias!

Vivimos juntos una experiencia maravillosa e inolvidable .

Dr. Rodrigo Aybar

image

image

image