El cordón umbilical I

Una pregunta muy frecuente de la mujer durante su embarazo es: ¿ Puede mi bebé enredarse con el cordón umbilical ?, ¿ Que sucede si lo tiene enrollado alrededor del cuello ?, ¿ Cómo puedo saber si durante el parto no se va a apretar aun más y va a asfixiar a mi bebé ?.

El cordón umbilical es una estructura fundamental en los mamíferos. Es a través de él que el feto recibe los nutrientes expresados por la molécula de glucosa, el aire que respira su madre, expresado por la molécula de oxígeno y un sin número de componentes indispensables para su vida intrauterina. A través de él atraviesan desde el feto a la madre, los productos de desecho fundamentales de la respiración y el metabolismo fetal.

El cordón varía en longitud y diámetro siendo a veces bastante largo o muy corto, como grueso o muy delgado. Es elástico y bastante resistente. Los bebés juegan durante su vida intrauterina con el cordón umbilical. Me atrevo a decir que es el primer juguete del bebé !. Eso se aprecia muy bien en las ecografías, cuando los vemos apretándolo y soltándolo frecuentemente.

Cuando el cordón se aprieta o se comprime, el feto recibe menos sangre. Inmediatamente siente una sensación de asfixia porque recibe mucho menos oxígeno. Es como si alguien le tapa la boca y la nariz a un niño súbitamente. ¿ Que hace el feto entonces ? : Lo suelta inmediatamente para salirse del apremio y recibir nuevamente el aire que le envia su madre, expresado en el oxígeno que atraviesa por el cordón umbilical. A veces los fetos aprietan el cordón con alguna extremidad o con su cuerpo. ¿ Que hacen entonces ?: se mueven y cambian de posición. Es frecuente el relato de la futura madre en relación a “movimientos bruscos” de su hija(o) durante la noche que a veces la despiertan. Es mas de lo mismo: el bebé despertando a la madre para que esta cambie de posición y él salga del aprieto.

Dicho de otra manera: La compresión del cordón umbilical durante la vida fetal es un magnífico ejercicio respiratorio que adiestra al futuro niño a enfrentar situaciones críticas cuando exista la falta de aire. Esta habilidad acompaña al ser humano durante toda su vida. Su compresión intrauterina ocurre tantas veces, como las ocasiones en las cuales el feto se chupa el dedo. Ocurre muy frecuentemente y durante todo el embarazo.

¿ Cómo podemos saber durante el parto si existe una peligrosa compresión de cordón ?

En realidad no es ni difícil ni complicado. Es escuchando, auscultando el corazón fetal frecuentemente durante trabajo de parto.

Cuando el cordón se comprime, se produce una disminución de la Frecuencia Cardíaca Fetal. Es decir, si el corazón fetal latía por ejemplo a 130-140 latidos por minuto se produce un descenso o caida de la Frecuencia Cardiaca Fetal a 70-80 latidos por minuto. Esa caída es súbita y breve. Desaparece rápidamente.

¿ Que ocurre después de la caída o descenso de la FCF ?

Inmediatamente después de la compresión del cordón, es decir luego del descenso de la FCF ocurre una Taquicardia Compensadora. Para aclararlo aun mas: durante los minutos posteriores a la caída, el corazón fetal se acelera llevando su frecuencia a 170-180 latidos por minuto. Luego regresa a su nivel habitual de 130-140 latidos por minuto. De esta manera el feto recibe el oxígeno que dejó de recibir durante la compresión. Es lo que hace el niño, por ejemplo, luego de aguantar la respiración cuando se sumerge en una piscina: Cuando sale de allí respira profundamente varias veces.

Nosotros podemos escuchar la frecuencia cardíaca de diferentes formas:

Poniendo el oido en el abdomen de la madre, auscultado con un estetoscopio o un Pinard, o con un Doppler o un Monitor Fetal.

La auscultación no debe ser continua o permanentemente. Es excesivamente incómoda para la madre y no tiene ninguna ventaja. La auscultación o vigilancia de la Frecuencia Cardíaca Fetal es intermitente: se realiza con frecuencia durante el trabajo de parto por períodos breves tratando de incomodar lo menos posible a la madre.

Próximamente haremos una explicación en relación a los enormes beneficios que tiene el parto en agua cuando ocurre una compresión del cordón umbilical en el momento del nacimiento.

Para concluir por ahora debo sólo agregar que las circulares de cordón alrededor del cuello se presentan en el 30-40 % de todos los nacimientos en el mundo, de manera que es un evento habitual y normal de cualquier parto. El accidente verdadero de cordón, es decir un nudo verdadero y apretado del mismo o una verdadera o mortal compresión del cordón se produce en uno de cada 40.000 nacimientos !!. En otras palabras: Es sumamente rara. En Panamá nacen 50.000 niños por año lo que significa que el accidente verdadero del cordón ocurre una vez por año.

Dr. Rodrigo Aybar
Dra. Graciela A. de Aybar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s