Mariah

Su primera niña nació por cesárea. A pesar de todo su deseo de tener un parto natural, no fue posible. La niña era muy grande y estaba en una variedad de posición posterior, lo que dificulta aun mas el descenso y luego de una labor larga y agotadora terminó en una cesárea.

El segundo embarazo ocurrió un año y medio después, y el deseo de tener un parto natural seguía allí.

Para este se preparo mejor, controló mejor su peso, hizo sus ejercicios y continuó con su trabajo febril.

Y la nueva niña nos ayudó ubicándose en la variedad ideal, es decir izquierda anterior.

Pero sobre todo fue la confianza en su capacidad de poder hacerlo y el apoyo de toda su familia, su esposo, su Doula y mi persona los que lograron que el proceso se concretara.

Finalmente su labor de parto fue rápida, no fácil ya que nunca lo es, pero concluyó en un nacimiento por parto natural y una bella niña que en ningún momento se separó de su madre.

¡Mariah es un ejemplo para todos, de fe y confianza en si misma!

Graciela Anhel de Aybar

Los tres juntos

Que maravilla !

Deja un comentario