Archivo mensual: diciembre 2012

Documentación

Cuando se produce un parto domiciliario, se realiza el trámite necesario para inscribir el nacimiento con las autoridades panameñas directamente.

El médico provee al Tribunal Electoral de Panamá, la autoridad que emite el Certificado de Nacimiento, los datos del Control Prenatal, del nacimiento y de los testigos presentes durante el parto.

Siempre acompañamos a los padres personalmente durante la realización de todo el trámite sin costo alguno.

La tramitación transcurre durante un par de horas.

El día de la inscripción, que puede ser en cualquier momento después del nacimiento, nos presentamos junto a los padres y al hijo(a) al Tribunal Electoral. Este Tribunal es la Autoridad de la República de Panamá que se encarga del Registro de Nacimientos en toda la República.

Los padres y el médico realizan una Declaración Jurada, ante alguno de los Abogados del Tribunal, en la cual se detallan los datos de los padres, del parto, y del bebé.

Una vez realizada y debidamente firmada, se procede a la Inscripción del Nacimiento en el Sistema Computarizado de la República de Panamá. Allí se requerirá además de la presencia de dos testigos panameños,mayores de edad, que no necesariamente presenciaron el nacimiento, pero que si son testigos en el momento de la Inscripción del hijo(a).

Inmediatamente se solicita y se les entrega ese mismo día, el Certificado de Nacimiento Oficial de la República de Panamá, que tendrá incorporado su número de Identidad Personal, que será el único que tendrá el (la) niño(a) durante toda su vida.

Si los padres o alguno de ellos es extranjero, se puede solicitar ese mismo día un documento especial para su Registro en la(s) Embajada (as) del sus padres. Este documento se les entrega en 5 (cinco) días hábiles.

Nosotros orientamos directamente a los padres de manera detallada este procedimiento durante el control Prenatal.

Dra. Graciela Anhel de Aybar
Dr. Rodrigo Aybar.

Parto en Agua y en Casa.

Nacer en el Agua y en Casa.

Con frecuencia nos preguntan de diferentes partes del mundo acerca del nacimiento dentro del agua. Nos preguntan de todo: ¿Cómo ocurre?, ¿No es peligroso para el bebé?, ¿No se ahoga?,¿A la mujer le duele menos?….

Vamos a tratar de ir narrando los acontecimientos que ocurren cuando se produce un parto en el agua.

Lo primero: ¿Quiénes pueden parir en el agua?

La inmensa mayoría de las mujeres, es decir el grupo de embarazadas de Bajo Riesgo que es el 85-90% de todas las futuras madres y sus hijos.

1.- Toda mujer embarazada entre las 37 y las 42 semanas de gestación
2.- Embarazo único, (no gemelar o múltiple).
3.- Presentación cefálica de vértice, (el bebé debe tener la cabeza hacia el pubis de la madre)
4.- Situación longitudinal.
5.-Ausencia de factores de riesgo elevado, tanto de la madre como de su futuro(a) hijo(a).
6.- Inicio espontáneo del trabajo de parto.

Es sumamente importante el deseo de la madre de tener su hijo en el agua, así como el apoyo y la comprensión de su pareja y su familia.

Habitualmente realizamos una o dos visitas a la casa de la futura madre y lo analizamos todo:

Quienes estarán ese día acompañándola.

Donde pondremos la piscina.

La adecuada conexión de agua y que exista el recurso de agua caliente.

Cuál es la Maternidad más cercana a la casa de la embarazada.

Cuando se inicia el parto nos aproximamos a la casa de la madre desde el inicio. Generalmente permanece en su ambiente, con su familia, con escasa intervención de parte del nosotros, quienes vamos a asistir el parto. Ella podrá estar como y donde lo desee en su casa. Caminando, recostada, en la ducha, en la cocina, donde se sienta cómoda.

La invitamos a que se alimente e ingiera líquidos con frecuencia como así también que orine con frecuencia.

A medida que van pasando las primeras horas, se van regularizando las contracciones con aumento de su intensidad y frecuencia. Ese es el momento en el cuál inflamos la piscina y comenzamos el llenado. Ese proceso dura aproximadamente 40 minutos.

Cuando la dilatación del cuello del útero alcanza los 7-8 centímetros, el proceso del parto entra en la llamada Fase de Transición, que culminará cuando alcance la dilatación completa y se inicien las primeras sensaciones de pujo.

La Fase o Etapa de Transición, se presenta en todos los partos, independientemente de la cantidad de hijos que tenga la madre. Es más prolongada en el primer parto. En los restantes, es más breve.

Esta etapa consiste en un aumento del gasto energético y del stress de la madre. Ella siente que de alguna manera pierde el control de su cuerpo. Se liberan grandes cantidades de hormonas de adaptación al stress como por ejemplo la Adrenalina. La futura madre siente que las contracciones son interminables. Tiende a no confiar cuando le decimos que falta poco, que el proceso del parto avanza normalmente. Aumenta la temperatura de su cuerpo, suda.

Nosotros a veces lo comparamos con la sensación que siente un atleta, cuando está en el kilómetro 35 de una maratón de 42 kilómetros.

La futura madre llega a creer que no podrá lograrlo, que no le alcanzan las fuerzas…

Ese es el momento en que la invitamos a que entre en la piscina. Previo a ello le proponemos que realice una breve ducha. Luego la invitamos a que pruebe la temperatura del agua y le preguntamos si es agradable para ella.

Las piscinas de parto, están diseñadas específicamente para dicha función. Tienen varias manillas para sostenerse. El piso es suave, ya que también se infla. Tiene un asiento inflable pequeño por si desea sentarse.

Cuando una mujer en trabajo de parto, en la Fase de Transición (existe un concepto médico para dicha fase que se denomina Fase de Aceleración del Trabajo de Parto), siente inmediatamente una sensación agradable. La sensación inmediata es bastante atávica, puesto que el ser humano siempre siente agrado cuando entra en contacto con el agua.

La futura madre se siente más liviana y el contacto de su cuerpo ya no ocurre directamente con nada sólido, puesto que el agua amortigua su cuerpo cómodamente.

Logra moverse suavemente. Generalmente los primeros minutos se queda bastante quieta, sintiendo el efecto del agua sobre su cuerpo.

Al cabo de unos 15-20 minutos, sonríe nuevamente ¡

La Fase de Transición continua, pero ella siente una franca y significativa disminución de la sensación de dolor. Generalmente se relaja y hasta se duerme un rato.

La disminución del dolor tiene una explicación simple: Todo su abdomen se encuentra debajo de la superficie del agua de la piscina de parto. El agua tibia produce el efecto de vasodilatación. Es decir: Las arterias que nutren al útero , a los músculos del piso pélvico (periné), los músculos de la pared abdominal, se dilatan, aumentan su calibre, permitiendo el retorno tranquilo de la circulación de sangre a dichos órganos, con el resultado de un espectacular efecto de disminución de la sensación de dolor.

En nuestra experiencia siempre, absolutamente siempre ha sido así.
Ese Oasis de paz, nos permite hablar con la futura madre, invitarla a que visualice lo que está ocurriendo, donde se encuentra en ese momento la cabecita de su hijo(a). A pesar que la Etapa de Transición continua, ella logra relajarse y retomar parcialmente el control de su cuerpo.

En este aspecto hay variaciones: algunas lo logran completamente, a otras les será más complicado, pero siempre se produce un notable cambio que favorece el progreso del parto.

Hay un aspecto que necesitamos resaltar de manera enfática: Las contracciones uterinas continúan su ritmo regular. Se siguen produciendo con la adecuada intensidad y frecuencia, favoreciendo de esa manera el avance de la dilatación del cuello uterino, rotación y descenso de la cabeza del bebé.

La futura madre, se pone en la posición de su cuerpo con la que se siente cómoda: cualquiera, la que desee. Mejor dicho: la que su cuerpo le pida.
Frecuentemente le preguntamos si desea beber algún líquido, si desea orinar o defecar. Si necesita realizar sus necesidades la acompañamos al baño, para después ingresar nuevamente a la piscina.

Al bebé lo auscultamos intermitentemente, con ayuda de un Doppler (el aparato para escuchar los latidos del corazón fetal).

Al cabo de 1-2 horas, comienzan las sensaciones de pujo. Es decir: la madre siente la presión de la cabeza de su hijo(a) mucho más, lo siente como se mueve y se acomoda, y con la siguiente contracción se le despierta el reflejo de pujo, similar a la sensación que ocurre cuando vaciamos nuestro intestino.

Hemos llegado entonces al momento de realizar un examen vaginal con el fin de identificar claramente el punto en que nos encontramos.

Determinamos:

El estado de las membranas amnióticas.
El plano o nivel de descenso de la cabeza fetal.
La variedad de posición (de la cabeza del feto)
El grado de flexión de la cabeza fetal.
Estado de la dilatación del cuello.

Si las membranas amnióticas se encuentran íntegras, las podemos dejar así si no interfieren en el descenso de la cabeza del bebé o procedemos a romperlas con un instrumento especial, que no representa molestias ni a la madre ni al niño(a).

Una vez iniciada esta etapa en la cual la madre comienza a pujar con las contracciones, la invitamos a que lo haga suavemente, para ir facilitando el proceso de descenso.

La madre ha salido de la Fase de Transición, comienza a pujar. Retoma completamente el control de su cuerpo y siente alivio cuando puja. Mientras eso ocurre, las contracciones continúan su ritmo y el parto avanza cómodamente.

Al cabo de 30-40 minutos comenzamos a ver la cabecita del bebé “asomándose” con cada pujo de su madre. Siempre el agua está sorprendentemente limpia y transparente, de manera que identificamos el color del cabello! Si hay poca luz, utilizamos una pequeña linterna.

Ocurre entonces el momento siguiente que es la coronación de la cabeza del bebé, que consiste en el momento después del cual ya no se “regresa” más hacia adentro, lo que permitirá que con la siguiente contracción se deflexiona suavemente y nos muestra su frente, su nariz, boca y mentón.

Nace la cabeza, instruimos a la madre a que no puje, que sople suavemente y se produce el nacimiento de los hombros y del resto del cuerpo.

La posición de la madre en esta etapa como durante todo el proceso del trabajo de parto, es libre, totalmente libre: en la que ella se sienta cómoda y sienta que es la mejor para ella y su bebé.

El recién nacido está ya con nosotros.

Esperamos unos segundos manteniéndolo debajo del agua, ya que él no respira aún porque no ha tenido contacto directo con el aire del ambiente. El cordón umbilical late fuertemente y le envía en esos breves segundos el oxígeno que necesita para respirar.

Le elevamos suavemente y se lo entregamos a su madre!

Ella conversa con él (ella), se acarician, se tocan.

El cordón umbilical permanece intacto hasta que dela de latir. Cuando esto ocurre, generalmente un par de minutos más tarde, procedemos a cortarlo.

El alumbramiento, es decir el nacimiento de la placenta puede ocurrir dentro del agua o fuera en la piscina. Depende del deseo de la madre.

El parto en el agua tiene, por así decirlo, un valor agregado: Es sumamente raro que se produzca alguna laceración o desgarro de la vulva o la vagina de la madre.

Esto se debe a que el periné permaneció durante una o dos horas bajo el agua tibia, lo que permitió que se hidrate adecuadamente y aumenta su relajación y elasticidad. Se pone más flexible y complaciente para la salida de la cabecita y el cuerpo del recién nacido.

Examinamos cuidadosamente la placenta, la retracción adecuada el útero, y la vulva de la madre para luego invitarla a que se duche y acompañarla a su cama para que continúe el contacto con se bebé.

Si alguien nos pregunta que pensamos del parto en el agua, respondemos categóricamente:

UNA MARAVILLA!

Dra. Graciela A. de Aybar
Dr. Rodrigo Aybar

Completamente relajada y descansando.

Completamente relajada y descansando.

Vuelva a sonreir!

Vuelve a sonreir!

Los tres juntos.

Los tres juntos.

Lo que No se debe hacer!

A veces en nuestra época cargada de tecnología las imágenes lo dicen todo. De hecho nos hemos acostumbrado a compartirlo prácticamente todo, con la familia, los amigos, a través de las imágenes.

La foto adjunta refleja lo que ocurre cada día en distintas maternidades del mundo, en el cual nuestro país no es una excepción.

Se trata de una joven embarazada,de 23 años que está en trabajo de parto, sin ningún factor de riesgo. Espera su primer hijo.

Es decir:

Consultó a su centro de maternidad con siete centímetros de dilatación, cuello totalmente fino (borrado), mebranas íntegras, contracciones regulares y rítmicas, normotensa , con un embarazo de 39 semanas, feto sano.

Inmediatamente se enfoca todo, absolutamente todo, como si se tratara de una seria enfermedad!

No se le permite comer, ni siquiera ingerir líquidos!

Debe permanacer acostada todo el tiempo.

Está sin la presencia de ningún familiar cercano, junto a ella.

Tiene una vía endovenosa a través de la cual recibe Oxitocina en bomba de infusión.

Tiene un monitor fetal atado a su abdomen en forma continua y permanente.

Si desea orinar o defecar no le permiten ir al baño. Le ponen una “paleta” o “chata” metálica y fría para que realize sus necesidades.

Le realizan exámenes vaginales frecuentes, sin consultar ni considerar su opinión.

De esto no se trata!

De esto no se trata!

Cuando hablamos de Parto Natural, hacemos exactamente lo contrario !

Dr. Rodrigo Aybar

Uninterrupted Mother-Son Tie Part I

Uninterrupted Mother-Son Tie Part I

One of the most important missions during a natural delivery consists in to make sure the close contact between the mother and her newborn.

Just immediately after the birth, even before the moment when we cut the umbilical cord, begins their mutual relationship which will be decisive to them during all the life.

Is absolutely necessary to create the conditions and give peace to the mother. The silence is crucial, not much light and to provide the initial contact.

The baby is placed softly just he birth, still humid on the naked mother´s belly. Immediately begins their visual and physical contact between them.
Both, believe me, talk! The newborn babbles and converses with her mother.

They touch and caress each other. We invite the mother and her couple to dry the baby, maintaining him or her always in direct contact with her belly, skin to skin. This contact assures the transfer by irradiation of the high mother´s temperature to the baby, saving him stress and energy so important for his initial adaptation.

After a couple of minutes, when the umbilical cord stops their beats, we proceed to cut it. This procedure is absolutely imperceptible to both of them: the baby and her mother.

Once we cut the umbilical cord is easier to the mother to approach the baby and place him (her) on her chest, which in women is endowed with a very high temperature and the newborn can easily hear the mother´s heart beats, which will bring him security and peace for all his life.

Mother´s heart beats strong and quickly due to her recently ended big effort.
We encourage the mother to speak with her baby, to dry him and to approach him to her breasts.

The newborn do not need to suck up yet. He sucks a bit and enjoys. He feels her mother´s odor which is for him so familiar, as well as he (she) listen her mother´s and father´s voice so well-known to him (her).

All these events should happen in silence. We should keep the deepest respect to them in these so decisive minutes.

While all these moments are happening, we make a courteous and watchful look, observing the baby´s adaptation process to the extra uterine life. We are located in some distance of them.

With these quiet moments, some minutes later arrive the moment of the placental birthing. The placenta appears softly.
We show the placenta always to the parents. This act give her the possibility to better understand and to visualize the internal ambient in which was her baby before the birth.

We ask her some minutes and make carefully and meticulous baby´s examination.

This procedure do make the Pediatrician or we, maintaining always the newborn in skin to skin contact with her belly. We take advantage of this moment to clean, to cut and fix the clamp of the remainder umbilical cord. After a few days the clamp and the remainder cord will fall.

We ask the mother her permission to weigh the baby, taking care of her continuous glance to him.

We make a carefully placental inspection being sure of her complete integrity as well as the well uterine retraction.

Occasionally we must suture some lacerations and normally we make it with local anesthesia in some minutes with the baby preferably in mother´s hands.
Al these events normally take some 20-30 minutes.

After we clean the mother gently we propose her to rest in this intimate ambient, preferably with mild light in her room together with her child. During these first two hours we must be sure about the suitable womb retraction and the beginning of the breast feeding.

This can be the appropriate moment in which the rest of the family congratulate the mother and meet the child.

This is the real task we think about in each birth. We can say that always results marvelous!

Dr. Rodrigo Aybar
Dra. Graciela A. de Aybar

Always together

Always together

Together!

Together!

Uninterrupted Mother-Son Tie Part II

Uninterrupted Mother-Son tie. Part II

In the first section of this narration, we commented about the crucial importance, for the mother and her child, of the uninterrupted link between them during the first hours after the child´s birth.

Who accompany the mothers and their children should be very carefully and respectfully in such relationship that begins between them immediately after the birth, trying to do nothing to interfere or interrupt this tie so crucial for both of them.

We only support with a thoughtful and alert look, from some distance and through it we can easily identify any change or deviation of the natural or normal process, such that merit some minimal correction.

The arrive of the rest of the family to congratulate the mother and know the child should be gradual, short, joyful, trying to not distract them from such so important link between the mother and her child.

In home deliveries the task for us is easy: The mother and her newborn are in their home! For both we repeat: Is their home, their ambient. For both is familiar.

All flows easily. Both will be this day and the next days in the parent´s bedroom. There and very near will be the bassinet. It will be near them their bathroom.

The newborn will have his clothes. The mother will can dress his child with the clothes such she, with love and patience, selected for this moment. The bassinet will have surely an embroidery blanket for one of the grandmothers!

All this and much more, give us the possibility to obtain an intimate ambient, so essential for them and for their mutual understanding.

The human being is a mammal. For the mammals the direct contact with the baby´s body, skin to skin, is indispensable and determinant for their development. It would be babies with different character and personality: Some of them would like to be virtually all day “pasted” to the mother, others not so. The most important is to adapt to their needs.

The first breast feedings days are not easy. They require patience and calm and the most important a lot of intimacy between the mother and her baby.

Another very different reality occurs when the birthing it produced in a Panamanian Hospital: State or Private Hospital!

For us Obstetricians and Pediatricians the task is much more complicated. We must say: almost titanic!

Why?

1- Some minutes after the birth the newborn is detached from her mother and transferred in a transportable incubator! in another floor of the building. The nurses promise the mother “to carry” the baby to her room that is located in other floor three, four hours later!

2- When they give the baby to the mother, the hospital personal “allow” the mother be with her baby maximal two-three hours with the idea to carry the newborn once again to the Rooming In , “to watch over” him until the next turn!

3- During all this time a lot of members of the hospital´s team, like nurses, assistants come in to the mother´s room frequently, during the days of her permanence in the hospital, during the day and at night, measuring her body temperature, pulse, etc.

In the Rooming In, they assure the mother that the baby don´t receive any artificial milk. They explain that occasional they give them some “serum” (water with sugar). The result is absolutely discouraging: The baby arrives to the mother´s room asleep, without hunger. She try to breast feed him and nothing: “he do not want”, “he do not like my milk”. I “ do not produce milk”: These are the unanimous mother´s protests!

The baby became nervous, because she is stressfully.

4- When at the end of their permanence in the hospital and they return to their home, the hospital give away them some artificial tins milk if the baby need because the mother milk production is not enough!

In our country there are only three States Hospital with the UNICEF´s designation: “Children Friends Hospital”. That means: In these hospitals is prohibited the use of feeding bottle for infants and exclusively breast feeding.

Only to give one example: In Sweden, one of the best healthcare lands of the world, all the Maternity Care Hospitals have the United Nations recognition through the UNICEF of “Children Friends Hospitals”.

We believe and are anyway confident that in our country the things are changing. The woman and their families are asking for.

Although still timidly, in some Hospitals of Panama City there are some changes and they are discussing how to make them.

In our mother´s honor and their children invite them to continue in this direction!

Dr. Rodrigo Aybar
Dra. Graciela A. de Aybar

All the time together

All the time together

Vinculo Ininterrumpido madre-hijo Parte II

En la primera parte de este relato, comentamos acerca de la importancia decisiva que representa para la madre y su hijo (a), el vínculo ininterrumpido con su bebé durante las primeras horas luego de su nacimiento.

Quienes acompañamos a las madres y sus hijos debemos ser sumamente cuidadosos y respetuosos de esa conexión que se establece entre ambos, tratando prácticamente de no intervenir, de no hacer nada que interrumpa esa relación tan definitiva para toda la vida de ambos. Sólo mantenemos una mirada atenta y vigilante, desde cierta distancia gracias a la cual podemos identificar fácilmante cualquier cambio u alteración del proceso normal y natural, que amerite alguna mínima corrección.

La llegada del resto de los familiares a felicitar a la madre y conocer al recién nacido (a), debe ser paulatina, breve, alegre, tratando de no distraerlos a ambos de ese contacto tan importante.

Cuando los partos se producen en casa, la tarea es mucho mas simple: La madre y su bebé están en su casa. Para ambos repetimos: es su casa, su ambiente. A los dos les es familiar.

Todo fluye fácilmente. Ambos estarán ese día y los siguientes en el dormitorio de los padres. Allí estará cerca su cuna. Estará cerca su baño, tendrá su ropa. La madre podrá vestir a su hijo (a) con las ropitas que con tanto amor y paciencia había escogido para ese momento. La cunita tendrá seguramente una manta bordada por una de las abuelas !

Todo esto y mucho mas, permite mantener el ambiente íntimo, tan necesario para que ambos se sigan conociendo y entendiendo mutuamente.

El ser humano es un mamífero. Para los mamíferos el contacto directo con el cuerpo del bebé, piel a piel es imprescindible y determinante para su desarrollo. Habrá niños (as) de diferente carácter: algunos querrán estar virtualmente todo el día “pegados” a la madre, otros no tanto. Lo importante es adaptarse a lo que ellos están pidiendo y necesitando.

Los primeros días de la lactancia no son fáciles. Requieren de calma y paciencia y por sobre todo de mucha intimidad entre ambos.

Otra realidad muy distinta es cuando la llegada del bebé se produce en nuestro país en un hospital: Público o Privado !

Para nosotros obstetras y para los pediatras, la tarea es muchísimo mas complicada. Debo decir, casi titánica !

Porqué ?:

1- El recién nacido(a) es separado a los minutos después del nacimiento y trasladado en una incubadora de transporte ! a otro piso de la instalación hospitalaria, con la promesa de que se la “llevarán” a su habitación que por lo demás es otra, cuatro horas después!!!

2- Cuando se lo llevan, se lo “dejan” una, dos, tres horas,como máximo, para llevárselo nuevamente al llamado Rooming In, donde estará “vigilado” hasta el siguiente turno !

3- Mientras todo eso ocurre distintos miembros del personal del hospital entran en frecuentes ocasiones durante los dos o tres días de hospitalización, a la habitación de la madre con el fin de chequear pulso, temperatura, llenar cuestionarios, etc. !!!. Día y noche !

En el Rooming In le aseguran a la madre que el bebé no recibe leche artificial. Que sólo ocasionalmente le dan “sueritos”, es decir: agua con azúcar. El resultado es totalmente desalentador: Llega el bebé a la habitación de la madre dormido, sin hambre. Ella intenta darle pecho y nada: “no quiere”, “no le gusta mi leche”, “no me sale nada”, son las quejas unánimes de las madres !

La cadena de eventos traumáticos continua, ya que ella se tensa, se desespera, el niño (a) llora….!

4- Cuando ya por fin le dan salida a ambos, al segundo, tercer día del parto, el hospital le regala muestras enlatadas de leche artificial por si la necesita cuando llegue a su casa !!.

En nuestro país hay solo tres hospitales públicos que tienen la categoría propiciada por la UNICEF de “Hospital Amigo del Niño”. Eso significa que en dichos hospitales están prohibidos los biberones y la lactancia materna es exclusiva.

Por poner sólo un ejemplo: En Suecia, uno de las países del mundo con mejor y mas avanzada medicina, todas, léase bien, todas las Maternidades del país han recibido el reconocimiento de las Naciones Unidas, a través de la UNICEF de “Hospitalea Amigos de Los Niños”

Creemos y confiamos en todo caso, que las cosas en nuestro país, están cambiando. Las mujeres y sus familias lo están exigiendo.

Aunque aún tímido, ya en algunos Hospitales de la ciudad de Panamá se están produciendo cambios y se está analizando que importantes modificaciones se deben hacer.

En honor a nuestras madres y sus hijos los conminamos a que lo sigan haciendo!

Dr. Rdrigo Aybar
Dra.Graciela A. de Aybar

Kathaleen

Lidia

Cerrita

Laura

Imágenes

Lucia

Que maravilla !

Que maravilla !

Contacto ininterrumpido

Contacto ininterrumpido

El enncuentro

El enncuentro

Encuentro

Encuentro

El encuentro

El encuentro

Frente a su madre

Frente a su madre