Johana: La chitreana

En Panamá existe la ciudad de Chitré. Es una ciudad del interior de la república de enorme significado en la historia de Panamá por su gente luchadora e inteligente.

Pues Johana, es chitreana. Ella y su esposo constituyen la típica familia panameña. Son ambos jóvenes, profesionales, alegres, emprendedores.

Johana esperaba su primer hijo.

Lo hizo todo maravillosamente.

Cuidó se su salud y de su cuerpo, trabajó normalmente, practicó yoga prenanatl, leyó y se informó acerca del embarazo y del parto.

Nos planteó la posibilidad de un nacimiento en su casa y en piscina. Su esposo Emerson la aopyaba en todo y se sumaba con alegría y naturalidad al deseo de su esposa..

“Pero es que todas nuestras abuelas en el interior tuvieron a sus hijos en sus casas”…nos decía Johana.

Llegamos a su casa con luna llena, y el parto evolucionaba armónicamente.

Todo estaba cuidadosamente preparado para el nacimiento, absolutamente todo.

Mientras progresaba el trabajo de parto, hacia sus actividades aprendidas en el curso de yoga ´prenatal. Realizaba sus anotaciones y le daba seguimiento a todo el proceso de manera magistral.

A los 8 centímetros de dilatación en plena fase de transición, nos pidió entrar a la piscina. Allí continuó serena, risueña, y haciéndolo todo, absolutamente todo maravillosamente bien.

El parto fué hermosísimo, y nos dió a todos una inmensa alegía y satisfacción!

Le dijimos admirados: Johana, lo lograste maravillamente ! y nos respondió: “chitreana de pura sepa!”

Dra. Graciela Anhel de Aybar
Dr. Rodrigo Aybar

Johana y Graciela

Johana y Graciela

El inmediato encuentro

El inmediato encuentro

Johana y su hijo

Johana y su hijo

Los tres juntos

Los tres juntos

2 Respuestas a “Johana: La chitreana

  1. Una experiencia extraordinaria, es algo que no se puede explicar, todavia hay amistades que me dicen tu estas loca jajaja y mas cuando les digo que no sentia dolor mas bien era una presion solamente, pero nada de ese dolor que me contaban amistades que han parido en hospitales…,alli comprendi todo lo que lei y estudie durante mi embarazo y las orientaciones y extraordinarias explicaciones de los doctores aybar, pues en un momento durante la fase de mis contracciones de labor desie recostarme un rato en la cama y fue el momento tan temido por las mujeres pues fue alli justo en el momento de estar acostada que senti ese dolor fuerticimo en la cadera, en ese momento le dije a mi esposo amado que me apoyo en todo momento, que me levantara de la cama para volver a mi posicion de pies, y listo solo hice eso y el dolor desaparecio, alli comprendi que la cama es un obstaculo para que los huesos de la pelvis puedan moverse libremente, cuestion que es totalmente diferente al estar de pie y en constante movimiento con todos los ejercicios que aprendi en yoga. Era mi primera experiencia y en toda la labor no tuve miedo, pues el estar en mi casa rodeada de mi esposo, mi hermana, velas, musica y al lado de mis queridos doctores aybar quienen respondian cada pregunta que tenia en ese momento durante cada contraccion y pujo, fue una sensacion totalmente relajante, pude ducharme, tomar agua y gatorade, comer chocolatitos para mantener la energia todo super bien,
    agregando que soy creyente en el aguaaaa, pues apenas entre en esa piscina con el agua tibiesita que riccoooo super relajante, pude tocar la cabecita de mi bebe cuando iba saliendo, pude colocarlo en mi pecho, un momento hermoso e inolvidable, mi bello bebe nacio una medianoche del 27 de enero de 2013 bajo una bellisima luna llena. Actualmente tiene 18 meses y esta super sano Gracias a Dios y super feliz y activo.

    un fuerte abrazo doctores, se les quiere un monton.

    • Johana querida!

      No imaginas cuanto aprendimos nosotros de tu maravilloso parto y cuán hermoso fue constatar la ternura y amor de tu esposo para ti que fue tan, pero tan importante’!

      Graciela y Rodrigo Aybar

Deja un comentario