Eliana

Eliana es venezolana. LLegó junto a su esposo Medardo y su hija Antonella hace un par de años a Panamá. Están aquí progresando poco a poco no sin un enorme esfuerzo.

Antonella, nació en Venezuela en una piscina. Es un encanto de niña.

Los conocimos antes de su ultimo embarazo. Puedo decir: divinos, encantadores, alegres, positivos y sumamente inteligentes.

El segundo embarazo de Eliana, transcurrió serenamante.

Recuerdo un momento increíble que ocurrió durante los días en que recibimos la visita del Dr. Michel Odent. La conversación del Dr. Odent con las embarazadas duró casi tres horas. Eliana la escuchaba atentamente. Me tocó estar sentado junto a ella. Mientras el Dr. Odent hablaba sobre el vínculo madre-hijo, el rol de la oxitocina materna, conocida como la hormona del amor en el parto, ese niño se movía maravillosamente en el vientre de su madre, casi jugando con ella!

En otro momento de su embarazo, Eliana me envió un artículo sobre el esfínter que involucra al cuello del útero, la vagina y el periné durante el trabajo de parto y el nacimiento. Ella posee una inteligencia profunda y fina, de modo que sus observaciones me permitieron aprender y comprender mejor esa parte tan fundamental del proceso del parto, que permite relajar el esfínter del canal del parto, y este proceso fluye suavemente.

El día en que nació Andrés David, todo transcurrió rápidamente:

Eliana y Medardo estaban en su habitación y yo le pedí a Antonella, la hija de ambos de tres años, que me ayudase a preparar la piscina. Mantuvo en sus manos todo el tiempo diligentemente la manguera del agua caliente mientras yo me las arreglaba a prepararlo todo. Al rato Eliana entró a la piscina. Allí se relajó y pudo descansar algo.

En general, cuando finaliza el período de transición y aparecen las primeras sensaciones de pujo, la madre cambia de posición poniéndose en cuclillas y se sostiene en el borde de la piscina. Es propio también de ese momento la aparición de sonidos que emanan de su cuerpo durante la última etapa del parto, con la aparición de los primeros pujos.

Cuando ese evento se inició durante el parto de Eliana, Antonella corrió a su habitación y colocó junto a la piscina, el cochecito de sus muñecas, para luego poder sentar allí a su hermano! De allí no se movió mas, contemplando serenamente y de tiempo en tiempo acariciando a su madre.

Eliana estaba tan tranquila, a pesar de la intensidad del proceso, que lo hizo todo ella sola.

Cuando apareció la cabecita de su hijo, la primera en constatarlo fue su hija Antonella, que exclamó: Mi hermanito!

Eliana

Eliana

Un rato después estaban Eliana, Medardo, Antonella y Andrés juntos en la cama de matrimonio admirando la maravilla. Andrés virtualmente pegado al seno de su madre.

No podemos dejar de mencionar el inolvidable desayuno que nos ofreció Medardo con arepas hechas por él!

Que alegría tan grande y que honor fué para nosotros estar junto a Eliana y su familia en ese día inolvidable!

Gracias!

Dr. Rodrigo Aybar
Dra. Graciela A. de Aybar

El coche listo

El coche listo

20131104-192434.jpg

20131104-192923.jpg

20131105-122317.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s