Reginalice.

image

Hola doctores! Aqui les envio un relato de mi experiencia de parto. Espero que esten bien y que nos veamos pronto! Abrazos!

Mi bebe acaba de cumplir un mes de nacida y yo cumplo un mes de un parto que me pudo enseñar como la naturaleza sabe hacer su trabajo, aun que ya tuviera esa certeza. Ademas de eso mi parto me desvelo lo difícil que puede ser llegar a el. Difícil no por el parto! De eso lo cuida la naturaleza, como lo he dicho.

Duro es desatarse de la medicina que te llena de miedos, de los doctores que te dice que no puedes usando términos pavorosos y que te hacen pensar que estas metiendo a tu hijo y a ti misma en riesgo. Y aun peor si tienes una cesaria anterior, como la tengo yo. Con eso te dirán que se te puede romper tu utero y que eso es un desastre. Si, es todo un escenario de horror!

Por suerte, aquí en Panama están los doctores Aybar que tratan de hacer de la medicina aliada de lo que es humano y natural. Los encontramos ya por la semana 38 de mi embarazo.

Yo no acepte otra cesarea como quería la doctora que me había acompañado hasta allí. A las 37 semanas me puse a buscar algun doctor me pudiera acompañar en un VBAC (Parto Vaginal Después de Cesarea.

Fue una semana terrible por todo de malo que me decían los doctores que estuve viendo. Pero ellos no me asustaban con sus cuentos y previsiones catastróficos que me sentenciaban una cesaria. Mas bien me dejaban molesta por tratarme como tonta imponiendo su autoridad por medio del miedo.

Todo lo contrario de los doctores Rodrigo y Graciela con ellos tuve pocas citas, pero suficiente para sentirnos seguros mi esposo y yo. Así pudimos disfrutar hasta la semana 41 de mi embarazo, cuando quiso nacer mi bebe.

Mi parto fue todo como quería yo. Me quede en la casa hasta el ultimo momento duchándome y mirando a mi hijo dormido. Llegué al hospital ya casi a la hora de tener a mi bebe.

Allí nos acompañaba también el neonatologo Dr. Alberto Heart que también nos tienen impactado por su visión respetuosa al parto y crianza.

Jamás se me olvidaran las dulces voces de la Dra. Graciela y del Dr. Alberto diciéndome que lo estaba haciendo bien y que ya casi nacía mi bebe.

Tampoco se me olvidaran las manos de mi esposo que yo tenia siempre agarradas como se fueran parte de mi cuerpo y su voz que parecía estar mismo adentro de mi cabeza. Y sobre tener a mi bebe ya pegadita a mi pecho tan pronto nacio, eso ni ha como decir!

Asi que aquí estamos nosotras sanas y fuertes mi bebe y yo. Una familia feliz por poder pasar una experiencia tan hermosa.

Pero se que infelizmente aun no es practica corriente el respecto al parto, que muchas mujeres sufren violencia obstétrica y que tanta otras, en modernos y bellos hospitales, son llevadas a cesarias y procedimientos innecesarios.

Nosotras que logramos salir de ese enredo somos testigos. Si, se puede parir naturalmente. Si, se puede tener un parto natural después de cesaria. Si, se puede encontrar doctores dulces y humanos.

Seremos por siempre gratos por ese parto y por tener a personas especiales acompañándonos!

Reginalice

Deja un comentario