Aurora

Recibimos este hermoso testimonio de Aurora Navarro que deseamos compartir en nuestra blog.

Ella escribe:

“Tenía pendiente compartirles el nacimiento de Ana Catalina, la nueva integrante de la familia Meléndez Navarro, en medio de un ambiente lleno de amor nos llegó la pequeña Ana con 8.5 libras. Fue una experiencia alucinante como dice mi querido Dr. Rodrigo Aybar quien junto con su bella esposa Graciela atendieron mi parto con toda la dedicación y atenciones que no las hubiera podido imaginar, de solo acordarme se me aguan los ojos. Fue hermoso estar con mi esposo dándome apoyo, guiándome y dándome ánimos. Mis hijos me sorprendieron, tomaron todo con tal madurez, como si supieran lo natural del acontecimiento. Ana Catalina se tomó su tiempo para nacer, no tuve ningún desgarro, no me tuvieron que realizar procedimientos innecesarios como la espisotomía, y aunque para muchos va a resultar dificil de creer, no me dolió mucho, al entrar en contacto con el agua tibia de la piscina las contracciones fueron mucho más llevaderas, y estaba mucho más relajada, inclusive me dormí en varias ocasiones. Para los que no saben tengo 3 hijos, Carlos Andrés de 9 años nació en hospital, me tuvieron que inducir porque no dilataba, las contracciones fueron una tras la otra y a pesar de que era un bebe pequeño de 5 libras tuve desgarros, Aurora Del Rosario es mi hija de 4 años, con ella se tuvo que realizar una cesárea por placenta previa, y con Ana Catalina todo el mundo me decía que tenía que ser cesárea también porque ya me habían hecho cesárea cuando es totalmente falso, y esta es la prueba. A pesar de todo lo que me decían sobre que era un riesgo me ilustré junto con mis doctores sobre el parto natural después de una cesárea y confié en la naturaleza. Lastimosamente estamos en la edad de piedra en cuanto a parir, se realizan procedimientos innecesarios que solo empeoran todo para la madre y el bebé, sobre todo se viola lo más importante, permitir a la madre estar con su bebé tan pronto nace. Me duele que esto pase porque ahora sé lo importante que es para el desarrollo emocional del recién nacido permanecer piel con piel con su madre. Aprendí que aunque todo el mundo te diga cosas negativas que quizás no lo hagan con mala intención hay que seguir firmes con tu convicción, y dejar que la naturaleza de tu cuerpo actúe, es dificil porque se tiene que luchar con la mente, con los pensamientos, pero les aseguro que una vez vences tus miedos la recompensa es gratificante.”

partonaturalpanama.com

Deja un comentario