Dos mundos distintos.

 

Solo necesitamos ver la inmensa diferencia en estos dos nacimientos.

El de la izquierda, el recién nacido está completamente solo, el cordón umbilical está cortado , tiene una intensa luz frente a su rostro y a su madre la están suturando sola y sin ni tan siquiera ver a su bebé.

En la otra imagen, el parto ha sido en el hogar de la madre en EEUU, el recién nacido está en contacto directo con el cuerpo y la piel de su madre. El cordón umbilical continúa latiendo y por supuesto conectado aun con el cuerpo de su madre.

QUE DIFERENCIA!

partonaturalpanama.com