Archivo de la categoría: EXPERIENCIAS

Durante años, en nuestra condición de médicos gineco-obstetras, nos ha tocado vivir la maravilla que significa ayudar y ver nacer niños sanos y vigorosos al mundo. La experiencia nos ha demostrado que todas las mujeres saben y conocen perfectamente como dar a luz. El niño(a) está en su cuerpo y ella lo entiende todo.
Cada mujer es libre de parir como lo desee, y nuestra participación es mínima, permitiéndole a ella y a au hijo(a) vivir ese momento como lo anhela.
Mientras menos intervención pueda haber mejor.
Se trata de respetar un proceso natural, exitóso per se la inmensa maroría de las veces y las intervenciones externas “médicas” deben ser cuidadosamente discutidas con la madre y en lo posible evitadas.

Alexandra

Recibimos este hermoso testimonio de Alexandra Santana, que deseamos compartir con ustedes.

Fuimos inmensamente felices ese día !!!!

Queridos Graciela, Cinthia y Rodrigo:

Hoy nosotros celebramos el Día de las Madres (y Lucia cumple sus dos meses de vida!) – y no quiero dejar pasar la ocasión para expresarles mi infinito agradecimiento.

Dar a luz y ser madre ha sido la experiencia mas transformativa de mi vida hasta ahora. En nuestro primer parto tuvimos la bendición de poder recibir a Julian en nuestro hogar con el amor, la paz y el respeto que había soñado. Nuestro mayor anhelo para el nacimiento de nuestro segundo bebe era poderle dar un recibimiento similar. Gracias en gran parte a ustedes, lo logramos.

El nacimiento de nuestra Lucia Valentina fue sencillamente mágico. No crean que me ha dado amnesia- recuerdo lo agotador, lo doloroso, lo intenso que fue. No he olvidado el trabajo que conllevó de todas las partes involucradas – pero al final fue perfecto. No solo porque recibimos a una bebe saludable sin complicaciones o laceraciones – sino también porque en el transcurso del parto me sentí apoyada y mimada. Sus atenciones, su energía, su presencia y su respeto hacia mi proceso fueron sumamente alentadoras y apoderantes.

Sin conocernos por mucho tiempo ustedes se convirtieron en nuestro equipo, en testigos y co-conspiradores de nuestro sueño de dar a luz en casa en un país extranjero – se convirtieron en familia. Gracias por escuchar nuestras preocupaciones y atenderlas. Gracias por los cuidados brindados en las ultimas etapas del embarazo y por haber atendido nuestro parto con tanta calma y gracia. Gracias por las recomendaciones y los recursos compartidos. Gracias por haber venido tempranito a la casa cuando los llamamos y por habernos dado el espacio y el tiempo que necesitábamos. Gracias por guiarnos con firmeza y amor durante esa ultima etapa del parto en la piscina. Gracias por haberme cuidado con tanta dulzura y respeto después del parto. Me hicieron sentir como una reina, la mas dichosa de las reinas.

Gracias por haber aceptado trabajar con nosotros. Fue una gran bendición y un placer tenerlos presentes para la llegada de nuestra hermosa bebe. Al final, sentimos que tuvimos el mejor parto del mundo con el mejor equipo del mundo. Su ayuda en mi proceso de convertirme en madre por segunda vez fue incomparable. Tendrán por siempre un espacio muy especial en nuestra familia y en nuestros corazones.

…Y por ultimo, gracias por apoyar, alentar, y apoderar a madres como yo. Gracias por ayudar a crear historia de partos respetados, sin intervenciones innecesarias, llenas de conexión humana y amor. Gracias por darles a tantos bebitos la oportunidad de llegar al mundo con gentileza y tranquilidad. Gracias por decidir ir en contra de la corriente y ser un recurso para familias como nosotras.

Con mucho amor y gratitud,

Alexandra, Ricky, Julian y Lucia

P.D. Adjunto algunas fotos del parto (cortesía de la mejor doula del mundo) y la chiquita… que no hace mas que derretir corazones.


Vale la pena batallar por esto!

http://www.lanacion.com.ar/1900878-tomar-las-riendas-del-parto

Se avanza en Panamá!

image
image

Reírse o ponerse a llorar!

 

    La Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología, SPOG, no "entiende" cuál es el clamor de las familias acerca del parto respetado y humanizado en Panamá!

    No logra entender que realizar múltiples  exámenes vaginales, romper las membranas ovulares en etapas incialee del trabajo de parto, poner Oxitocina artificial para "apurar" el parto, obligar a las mujeres a parir acostadas, no permitirles comer e ingerir líquidos durante la labor , estar sola sin el acompañamiento de ningún familiar , tener un porcentaje elevadísimo e inaceptable de cesáreas , mantener a las mujeres atadas a aparatos electrónicos, tracciónar la placenta durante el alumbramiento, separar a veces durante horas a los bebés sanos de sus madres y mucho más constituye ni más ni menos un IRRESPETO a sus más elementales derechos !

    Es el mundo al revés: las mujeres saben de embarazo, parto y lactancia más que los médicos especialistas!

    Qué vergüenza!

    img_1226-1

Reflexiones.

image

Al mirar hacia atrás y observamos el esfuerzo realizado, podemos constatar fácilmente que se ha avanzado muchísimo en el proceso, ya irreversible, hacia la humanización del parto en Panamá.

Curiosamente las mujeres y sus familias llevan la delantera por sobre el resto de la sociedad. Es evidente: es a quienes más favorece este proceso.

Las madres y sus familias comprenden e incorporan fácilmente que el proceso del embarazo, del nacimiento y la lactancia, jamás han sido una enfermedad. Entienden como desde hace millones de años, la naturaleza les ha dado a sus hijos y a ellas, toda la sabiduría necesaria para la maternidad.
Es nada mas que biología, fisiología, instinto grabado y registrado en el cerebro humano para realizar con absoluta destreza el trabajo de parto, el alumbramiento y la lactancia.

Existe por supuesto una enorme acumulación de conocimientos médicos y científicos, que nos permiten comprender a cabalidad todo lo relacionado con el proceso del nacimiento del ser humano. Ese conocimiento, sin embargo, no es superior a la infinita habilidad de la naturaleza. Solo tiene que estar allí, por si se necesita, nada mas.

Curiosamente, los que más han demorado en comprender estos elementales conceptos, son los médicos. En especial, los Ginecólogos, Obstetras, Pediatras, y Neonatólogos.
Siguen enclaustrados en los viejos esquemas. Siguen aferrados a los medicamentos, las intervenciones, al autoritario y soberbio enfoque, que pretende darles a ellos, y solo a ellos la sabiduría: “el bebé y su madre no entienden y no saben nada, solo yo”.
Se defienden diciendo que las familias los agreden y los insultan!.
Han realizado congresos para discutir y analizar la Humanización del Parto en nuestro país y lo convierten en un paño de lágrimas y de quejas, sin ningún aporte útil .

Los hospitales comienzan a reaccionar. Algunos ya ha hecho adaptaciones y cambios importantes para adaptarse a dicha realidad. Hay algunos nuevos que en un par de años van a hacer la diferencia.

El testimonio escrito por Jocelin Stephanie Saldaña, que compartimos, es una demostración clara y elocuente de la sabiduría e inteligencia de nuestras madres y futuras madres.

Ella y su esposo Elvin Guerra, son dignos representantes de la sencilla familia panameña. Abocada al trabajo digno y al esfuerzo diario para salir adelante.
Allí estuvimos, calentando en ollas el agua para la piscina y esperando pacientemente para que su hija Alaia y ella culminaran su tarea: nacer, parir.

Ella escribe un testimonio digno de leer y releer.
Anima e invita a las mujeres a no dejarse atemorizar y manipular. Llama a los médicos y hospitales a cambiar.
Propone a las mujeres que no permitan que les rompan las membranas artificialmente, que no les pongan Oxitocina artificial, que les permitan movilizarse y parir en la postura de su cuerpo que deseen, que les permitan ingerir alimentos y tomar líquidos, que les permitan tener a un familia junto a ellas!

Gracias Jocelin por tu ejemplo!

Ella escribió:

Desde hace muchos años, consideré dar a luz en agua, me informé sobre todos los beneficios y ventajas de tener a mi bebé en agua. Sin embargo no pensé que fuera posible aquí en Panamá. Pero cual fue mi sorpresa un día buscando información, llego a mis manos un post sobre un parto en agua en Panamá. No se imaginan la gran alegría que sentí al saber que era posible tener mi parto de esta forma. Así fue como conocí al Dr. Rodrigo Aybar un ser humano maravilloso, sencillo, atento, siempre dispuesto a responder cualquier duda. Recuerdo que en la primera cita conversamos sobre su hermosa labor de traer bebés al mundo de la forma más humana posible y de lo perfecto y maravilloso que es nuestro cuerpo si dejamos que la naturaleza se encargue, si permitimos que todo fluya.
Mi embarazo se desarrolló de una manera tranquila, sin ninguna complicación. Así que todo se fue dando para que Alaia naciera en agua y de una forma respetada…así fueron pasando los meses, aceptando cada cambio de mi cuerpo como un proceso natural y preparandome física y emocionalmente para la llegada de mi princesa. Finalmente la fecha de parto llegó, pero Alaia no quería todavía salir, Mi esposo y yo esperabamos tranquilos porque sabiamos que el momento llegaría cuando ella estuviera lista.
Y así fue como el 18 de enero Alaia dijo: toc toc mami creo que ya los quiero conocer. Y empezaron las contracciones a preparar mi cuerpo para que ella pudiera salir, yo sabía que eran necesarias y que cada una de ellas me acercaba más a ese momento tan esperado, asi que me movía mucho durante cada contración y mantenía una respiración relajada y profunda, confiando en mi cuerpo y plenamente segura que él sabía lo que hacía, solo había que esperar, me sentía tan tranquila, tan cuidada y tan llena de amor, que enfocaba todas mis energías en mi nena, en el amor que sentía por ella y no en el dolor. Y asi fueron pasando las horas, una labor larga…tranquila y sin apuros por parte de los doctores, con intervenciones justas y necesarias.
Es así como después de varios pujos y con las palabras que me decían ¡lo estas haciendo bien! ¡vamos mamá! ¡Vamos amor tú puedés! Y con la fuerza más grande que nunca había sentido… nació Alaia.
Alaia nació en casa, un parto en agua, en un ambiente lleno de amor, calidez y armonía, con luz tenue, sin intervenciones innecesarias, sin epidural, sin episiotomía. La colocaron en mi pecho inmediatamente, rodeada del amor y los brazos de papá.
Doy gracias a Dios porque permitió que todo se diera de una forma maravillosa y única, dando las condiciones necesarias durante mi embarazo para tener a Alaia de forma natural y en agua.
A mi esposo por su amor y su apoyo en cada contracción, por darme más fuerzas para continuar. Fuiste el compañero perfecto!
A mi mamá por cuidar cada detalle y estar ahi siempre con una palabra de amor y de fé.
Al Dr. Rodrigo y su esposa Graciela por darme toda la fuerza que necesitaba, con sus palabras tan necesarias en el momento preciso y con sus intervenciones en el momento oportuno, les estaré eternamente agradecida por ser parte de éste momento y ayudarme a traer a mi bebé.

Hoy hace tres meses de esta hermosa experiencia y la cual comparto, porque pienso que más mujeres pueden vivir un parto donde se sientan dueñas y protagonistas, un parto humanizado, donde sean respetadas en todo momento, que puedan sentirse libre de elegir de cómo, en dónde y con quién quieren parir. Que puedan recordar con amor ese momento tan esperado, todas tenemos derecho de ser asistidas en el respeto y el amor, rodeadas de las personas que amamos.
Luchemos para que en Panamá exista un parto humanizado también en el área hospitalaria, digamos NO a la epidural en un parto natural, NO a episiotomías rutinarias, NO a la inducción artificial innecesaria, NO a la ruptura de membrana por rutina, NO a las cesáreas innecesarias, que permitan libre movimiento durante las contracciones, que fomenten el apego entre madre-hijo al instante del nacimiento.
Mi intención es que cada día sean más los padres que se interesen por tener un parto humanizado, natural, acompañados por un personal capacitado, que respeten nuestras decisiones, respetuosos con ese ser que esperamos con tanto amor.

image
Excelente!

No son los equipos médicos , las sondas, las mascarillas , las perillas , las balanzas,las vacunas,las incubadoras de transporte, las habitaciones separadas, las que le dan al recién nacido lo necesario para adaptarse al mundo al momento de nacer.

Solo es el amor, la piel, el sudor, el olor, los ojos, los senos,las caricias , la voz y protección de su madre.

La voz, las caricias , los besos de su padre.

Toda acción que interrumpa o separe al niño de su madre debe evitarse durante las primeras horas de vida!.

Lo único que ambos necesitan es que los ayuden si necesitan algo.

Necesitan un ambiente cálido, silencioso, con poca luz.

Eso y mucho más es un parto respetado!

Feliz Navidad a las madres y sus familias !

partonaturalpanama.com

Bergman recordó que las sensaciones que el bebé experimenta en el útero están relacionadas con la presión, el tacto, el movimiento, los sonidos y el olor de la madre. Todo ello le proporciona un sentimiento de seguridad y bienestar, que activa la amigdala (emociones). Cuando el cerebro se desarrolla en un entorno seguro, se disparan las interacciones sociales y se forma un apego seguro. Así que la pregunta clave para todo este desarrollo cerebral es, en palabras de Bergman, “sorprendentemente simple” y se centra en la respuesta a la pregunta que se hace constantemente el cerebro: “¿Estoy seguro?”.
Después del parto, cuando el bebé nace, está perfectamente consciente y alerta. Y su cerebro tiene dos necesidades sensoriales críticas: el olor y el contacto, que son las que le garantizan que está seguro. Así que, tal y como adelantábamos antes, el bebé solo duerme seguro y su cerebro se desarrolla en todo su potencial solo cuando siente la cercanía y el contacto de su madre.

Así pues, las primeras sensaciones del bebé en el mundo son emocionales y sociales. Si el bebé se siente seguro en contacto con su madre, desarrollará un vínculo emocional y una relación de apego seguro. En cambio, la ausencia de la madre es percibida con un peligro real para la supervivencia y cuando el bebé no se siente seguro (cuando está separado de su madre) la amígdala refuerza los circuitos de evasión del lóbulo frontal. Si este refuerzo continua por otras vías, el resultado es un apego inseguro.

http://www.unamaternidaddiferente.com/2012/07/neurociencia-de-las-emociones-y-de-la.html?m=1

Gracias a la vida, que me ha dado tanto .

image

image

image

image

image

….Gracias a la vida que me ha dado tanto…
Hoy hace un mes que tengo la dicha de ser madre, es imposible describir con palabras toda la felicidad que me invade. Simon Musa Sirio, nació el pasado 9 de octubre, fruto de la relación de amor mágico que tienen sus papás. Hoy hace un mes que le dije a mi esposo…HOY NACE SIMON!!!! En el mismo lugar de la casa donde meses atrás, un 14 de febrero le dije que estaba embarazada. Simon para asombro de todos nació en casa y no precisamente porque no nos haya dado tiempo a llegar al hospital, jijiji. Nació en la casa porque tomé esa decisión, y creo que ha sido una de las mejores que he tomado en la vida. Fue un parto en agua totalmente natural, porque no se necesita acelerar las contracciones con medicación si cuentas con la presencia y el amor de tu madre cerca de ti dándote apoyo, no se necesita ningún tipo de anestesia para el dolor si tienes el mejor esposo del mundo, dándote fuerzas en cada contracción y diciéndote que está orgulloso de ti. Me declaro en contra de la medicación durante el parto para evadir el dolor a la madre y acelerar las contracciones, no sólo porque se ha demostrado científicamente que es perjudicial para el bebé, sino porque después de mi experiencia, dónde fui la dueña y protagonista de mi parto, y fueron mis manos las que sacaron a mi bebé de mi cuerpo y lo pusieron en mi pecho, fueron mis ojos con los primeros que sostuvo una mirada. Después de vivir mi parto, me siento más mujer y más orgullosa de serlo. Ahora me siento más fuerte, más capaz, más amante de la perfección de la naturaleza, en fin…me siento mejor persona.
Todo fue muy hermoso ese dìa, lo único que pienso que faltò fue la presencia de mucha familia que hubiese querido ver a Simon nacer; amigos que ocupan un lugar muy importante en nuestras vidas y sobre todo sus tìos y TODOS sus abuelos… pero bueno, la cosas en la vida no siempre son como uno quiere, y a fin de cuenta, estoy muy segura que con sus pensamientos SI estuvieron muy presentes dondequiera que estuviesen.

Les comento que tuve la dicha de tener un embarazo y un parto bajo la guía y la asistencia de un profesional extraordinario, el Dr. Rodrigo Aybar y su esposa, con quienes quedaré eternamente agradecida, gracias por haber hecho que siempre recuerde mi primer embarazo y mi parto como la más hermosa experiencia vivida. Gracias por su cariño.

image

image

image

Anabel

image

image

image

Recibimos este testimonio que deseamos compartir con ustedes .

….Gracias a la vida que me ha dado tanto…
Hoy hace un mes que tengo la dicha de ser madre, es imposible describir con palabras toda la felicidad que me invade. Simon Musa Sirio, nació el pasado 9 de octubre, fruto de la relación de amor mágico que tienen sus papás. Hoy hace un mes que le dije a mi esposo…HOY NACE SIMON!!!! En el mismo lugar de la casa donde meses atrás, un 14 de febrero le dije que estaba embarazada. Simon para asombro de todos nació en casa y no precisamente porque no nos haya dado tiempo a llegar al hospital, jijiji. Nació en la casa porque tomé esa decisión, y creo que ha sido una de las mejores que he tomado en la vida. Fue un parto en agua totalmente natural, porque no se necesita acelerar las contracciones con medicación si cuentas con la presencia y el amor de tu madre cerca de ti dándote apoyo, no se necesita ningún tipo de anestesia para el dolor si tienes el mejor esposo del mundo, dándote fuerzas en cada contracción y diciéndote que está orgulloso de ti. Me declaro en contra de la medicación durante el parto para evadir el dolor a la madre y acelerar las contracciones, no sólo porque se ha demostrado científicamente que es perjudicial para el bebé, sino porque después de mi experiencia, dónde fui la dueña y protagonista de mi parto, y fueron mis manos las que sacaron a mi bebé de mi cuerpo y lo pusieron en mi pecho, fueron mis ojos con los primeros que sostuvo una mirada. Después de vivir mi parto, me siento más mujer y más orgullosa de serlo. Ahora me siento más fuerte, más capaz, más amante de la perfección de la naturaleza, en fin…me siento mejor persona.
Todo fue muy hermoso ese dìa, lo único que pienso que faltò fue la presencia de mucha familia que hubiese querido ver a Simon nacer; amigos que ocupan un lugar muy importante en nuestras vidas y sobre todo sus tìos y TODOS sus abuelos… pero bueno, la cosas en la vida no siempre son como uno quiere, y a fin de cuenta, estoy muy segura que con sus pensamientos SI estuvieron muy presentes dondequiera que estuviesen.

Les comento que tuve la dicha de tener un embarazo y un parto bajo la guía y la asistencia de un profesional extraordinario, el Dr. Rodrigo Aybar y su esposa, con quienes quedaré eternamente agradecida, gracias por haber hecho que siempre recuerde mi primer embarazo y mi parto como la más hermosa experiencia vivida. Gracias por su cariño.
image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Krystal

Nos permitimos transcribir estas bellas palabras de Migurel Hermoso, esposo de Krystal  que lo dicen todo.

FELICIDADES !

Definitivamente una experiencia única, que me ha permitido crear un lazo único con mi familia en especial con el recién nacido. Como hombres naturalmente estamos limitados en nuestro papel al momento del parto y las políticas en los hospitales hacen que poder involucrarse sea más difícil. En la comunidad de nuestro hogar he podido darle masajes a Crystal durante sus contracciones, brindarle una tostada con queso crema, agua, jugo, música de su agrado, abrazos, besos y cariñitos. Durante la labor de parto fui un canal de las instrucciones del Doctor y la voz de aliento que la ayudo a enfocar sus energías para que nuestro hijo dejara su vientre para llegar a este mundo. Vi y sentí su cordón lumbilical palpitar al ritmo del corazón de su madre, una vez esa conexión termino lo corte, El reposo en mi pecho durante sus primeras horas de vida para dejar que su madre terminara el proceso de parto, se duchara y se recostara en la comodidad de su cama. Los niveles de Oxitocina del parto crearon un lazo eterno en toda nuestra familia, Crystal, Miguel, Logan A. y Ezra. Gracias a todos por sus buenos deseos.

Parto Normal Después de una Cesárea .

image

Parto normal después de cesárea anterior.

Vamos a intentar analizar en detalle los principales eventos que se producen durante el parto vaginal después de una o dos cesáreas.

Lo primero que debemos señalar es que por supuesto es perfectamente posible. Es no sólo posible, sino además, la mayor de las veces, exitoso.

Cuando una mujer se embaraza, ni bien se entera de su nueva condición , se ve envuelta en una verdadera avalancha hormonal. Rápidamente se instalan en su cuerpo, las hormonas de la maternidad, en especial la Oxitocina. Esta hormona, es la del amor, la de la socialización, de la empatía, la de la protección a su cría, es decir a ese individuo que rápidamente se desarrolla dentro de su cuerpo . La futura madre desea lo mejor para ese nuevo ser. Desea demostrarle desde el inicio, quien es ella, cuanto lo ama. Se compromete con él a realizar los más grandes sacrificios para que crezca sano en su vientre, para alimentarlo y educarlo cuando llegue al mundo. Se plantea una y mil veces, como lo va a alimentar. Sueña con darle pecho. Sueña con parirlo a como dé lugar para poder demostrarle de manera palpable quién es ella.

Las mujeres son muy fuertes. Son muy valientes. Están acostumbradas desde temprana edad a un sin número de desafíos. Se imaginan que algún día cargarán dentro de su vientre a un bebé . Ven mujeres embarazadas a su alrededor todo el tiempo . Conocen desde muy temprano en qué consiste ver sangre que emana de su cuerpo. Nada de eso las intimida.

El temor se instala desde el inicio del embarazo no en relación a ella. Es particularmente vulnerable en un solo aspecto : su cría .

No es casual, que al final del embarazo, cuando el parto se acerca, en las semanas en que los niveles de Oxitocina se encuentran sumamente elevados, para preparar su útero para el trabajo de parto, que los temores en relación a su cría son aún más intensos.

Es precisamente allí, en esa etapa, en la cual con frecuencia se les atemoriza fácilmente con noticias como la siguiente: el bebé tiene el cordón umbilical alrededor del cuello. Tú bebé tiene poco líquido. La placenta está calcificada. Tú embarazo se pasó de la fecha…

Cualquiera de esos argumentos disparan enormes cantidades de Adrenalina, conocida como la hormona de estrés . Dicha hormona, bloquea la Oxitocina y por lo tanto, bloquea el normal desenvolvimiento del proceso del parto. Dicho en otras palabras la madre tiene todo en contra . Sus posibilidades para un parto exitoso se ven enormemente disminuidas.

Si finalmente ese embarazo culmina con una operación cesárea su frustración es inmensa. “No pude”, “no lo logré”… Tiene mucho más dificultades para la lactancia materna exitosa. Tiene mucho más posibilidades de deprimirse las semanas y meses que siguen luego de la cirugía . Es llamativo como su autoestima se ve profundamente afectada.

Tiempo después se embaraza nuevamente y comienza a averiguar cómo hacer para esta vez parir a su bebé , tener un parto normal. El desafío para el equipo que le dará apoyo en ese intento es marcadamente mayor.

Las posibilidades de un parto natural exitoso, luego de una cesárea van a tener directa relación con las circunstancias que motivaron la primera cirugía . Por ejemplo, si durante embarazo anterior el trabajo de parto se inició espontáneamente y alcanzó avanzada dilatación del cuello del útero, digamos de 8-9 centímetros , las posibilidades de un parto vaginal exitoso son enormes. Si la madre tuvo un parto normal, luego una cesárea y se embaraza por tercera vez, su posibilidades de parir naturalmente son muy grandes. Cada parto deja una huella, una impronta, una marca en la biología del cuerpo de esa mujer, que jugará un rol determinante si se embaraza nuevamente.

Si ni siquiera le permitieron “intentar” y le raealizaron una cesárea , el desafío para el equipo que le dará apoyo en el siguiente embarazo es sin duda mucho mayor.

Los pasos claves para un parto vaginal exitoso luego de una o dos cesáreas previas se pueden enumerar de la siguiente manera:

1. Darle TODO el apoyo para demostrarle que es capaz.
2. Esperar pacientemente que el parto se inicie espontáneamente
3. Evitar al máximo el uso de medicamentos durante la labor de parto.
4. Permitirle los cambios de posición de su cuerpo que desee durante el trabajo de parto y durante el nacimiento de su bebé.
5. Permitirle que la acompañe algún familiar, de una Doula y que coma e ingiera líquidos si lo desea.
6. Crear un ambiente silencioso y con luz tenue en la sala de labor.

La labor de parto en una mujer con cesárea anterior es de bajo riesgo, como lo es su embarazo.

La llamada “catastrófica rotura uterina” no existe. Esa entidad , es decir la rotura del útero se producía en la obstetricia antigua. En épocas en que la operación cesárea era tremendamente riesgosa y amenazaba la vida se las mujeres en un alto porcentaje. Las madres a veces estaban días y semanas en trabajo de parto y el útero exhausto sencillamente se rompía, estallaba. En el caso de una labor de parto con cesárea anterior, el riesgo consiste en las separación de los bordes de la cicatriz anterior. Ese evento se da en el 0.5% de los casos y tiene las siguientes características : no duele, no sangra.

Lo que ocurre es que la labor de parto se detiene. No avanza, porque las fibras musculares del útero se han interrumpido,pierde la coordinación en las contracciones y ellas se vuelven ineficientes. El parto se detiene. En esos casos se repite la operación cesárea .

Una vigilancia cuidadosa y serena, detecta con absoluta facilidad ese evento, por lo demás sumamente raro.

El parto en una mujer con cesárea anterior evoluciona como cualquier parto. No es necesario tener un Monitor Fetal atado de manera constante en su vientre. La monitorización se realiza como en todos los partos de bajo riesgo: cuidadosamente y de manera intermitente.

No es necesario tener una vecoclisis el el brazo de la madre. Mientras más libre se sienta, estará más relajada y el trabajo de parto fluirá armónicamente.

El recurso del agua tibia y masajes es de gran ayuda. El uso de la tina o la piscina es sumamente útil y beneficioso. Se puede usar una suave y cuidadosa anestesia epidural si se requiere.

Los exámenes vaginales se deben realizar esporádicamente y de manera respetuosa y cuidadosa.

Por supuesto que no es necesario realizar ningún tipo de corte o episiotomia.

El cordón umbilical se corta cuando deja de latir y se espera pacientemente que la placenta nazca espontáneamente sin ningún tipo de maniobra. Claro está que el recién nacido no será separado de ella en ningún momento durante las primeras horas de vida y permanecerá apoyado a su cuerpo en contacto piel con piel. De manera fácil encuentra el seno de su madre e inicia la lactancia materna asegurando de esa manera el adecuado vínculo y una excelente retracción del útero.

El nacimiento de un hijo es una oportunidad de crecimiento emocional y espiritual de un valor incalculable para la madre y su familia.

Cuando una madre con una o dos cesáreas anteriores logra un parto vaginal exitoso se empodera y logra una satisfacción y seguridad infinitas.Su autoestima se eleva enormemente, su sensación de haberlo logrado le permitirá enfrentar de manera mucho más segura la educación de sus hijos.

Debemos finalmente señalar de manera enfática que con el apoyo adecuado la inmensa mayoría de las mujeres que tuvieron cesáreas anteriores logran tener un hermoso parto natural.

partonaturalpanama.com

image