Archivo de la categoría: INICIO

El dolor en el parto II. El anillo de fuego.

 

En la publicación anterior en relación al dolor en el proceso del parto, hablamos sobre la abertura o dilatación del cuello del útero.

La salida de la cabeza o la pelvis del bebé en el parto en presentación pélvica, virtualmente aterroriza a la futura mamá. Es una sensación única, imposible de relacionar con nada.

El llamado anillo o corona de fuego se produce en la etapa final del período de los pujos involuntarios que produce la madre de manera espontánea para permitir la salida de la cabecita o de la parte que se presente.

Cuando la cabeza del bebé se encaja profundamente en la pelvis menor o taza menor de la pelvis, aparece una sensación completamente nueva durante el proceso del parto. Para una primeriza, nunca antes de ese momento, nada dentro de su cuerpo había estado en ese sitio.

La madre se confunde, necesita por lo general un buen rato para comprender de que se trata todo aquello! Sus ojos, su mirada, sus movimientos lo dicen claramente. Mientras eso ocurre las contracciones se intensifican para alcanzar el nivel óptimo de 3 contracciones cada 10 minutos.

Cada una de ellas acompañada de una irresistible sensación de pujar. Curiosamente como lo señalábamos en la publicación anterior (El dolor en el parto I) la madre siente un verdadero alivio de la molestia con cada pujo.

Desaparece completamente el dolor que se producía durante la dilatación del cuello porque este esta completamente abierto y por así decirlo, ha desaparecido de la escena.La madre percibe que falta poco. Puede identificar can bastante facilidad donde esta la cabeza de su bebé. Algunas madres se chequean ellas mismas y lo entienden aun mejor.

La madre puja sola, siguiendo claramente lo que su cuerpo y su bebé le están pidiendo. Aparece siempre por supuesto la sensación de temor. Asume perfectamente el tamaño de la cabeza o la parte que descendió profundamente en la taza menor de su pelvis. Le cuesta mucho percibir como va a salir a través de su vulva.

La vagina, el periné, su vulva han tenido para ese entonces toda la posibilidad y capacidad de prepararse para ese momento. La vagina por ejemplo tiene pliegues en las paredes laterales, lo que le permite estirarse sin ningún problema.

El periné tuvo tiempo durante todo el embarazo, de hacerse mas elástico, mas flexible. El pubis tuvo tiempo de flexibilizar el cartílago que une los dos huesos del pubis para que se abra con mas facilidad.

La coronación de la cabeza o la parte que se presenta produce lo que llamamos anillo de fuego.

Durante el embarazo, conversamos con la madre sobre dicho momento, Lo hacemos detalladamente porque ese momento es muy breve y rápido. Toma un par de minutos. Generalmente la madre esta cansada y de alguna manera atrapada por las contracciones, la sensación de pujar, la inminencia del nacimiento, en fin lo que llamamos Reflejo de Eyección Fetal. Siente la sensación de una ardor quemante en sus labios por el estiramiento al máximo de la piel de su vulva.

Le pedimos que sólo respire con la boca abierta y de esa manera desconectamos los pujos involuntarios y la cabeza aparece sola, realiza su rotación externa, se acomoda primero el hombro anterior, luego el posterior y sale el resto del cuerpo con total tranquilidad. Lo mismo sucede de manera inversa  en el parto pélvico.

Si la madre tuvo en esos minutos, el beneficio de la inmersión de su pelvis en una tina de agua caliente, el tejido de su periné y su vulva se hidrata, se hace mas flexible y complaciente y el alivio de la sensación de fuego es mucho mejor.

Graciela & Rodrigo

partonaturalpanama.com

 

 

 

El dolor durante el parto I.

Uno de los aspectos mas importantes durante el trabajo de parto es la respuesta dolorosa del cuerpo de la madre.

Tal vez, es uno de los aspectos mas relacionados y mencionados culturalmente.

En terminos generales la respuesta dolorosa es imprescindible para mantenernos vivos. Es un mecanismo de defensa que nos permite adaptarnos a las adversidades de la vida y protegernos de los momentos peigrosos.
Desde el punto de vista practico, la respuesta dolorosa es subjetiva y muy variable, es decir muy individual.

Pero, que es exactamente lo que duele, porque ese dolor puede resultar tan intenso?. La respuesta concreta ubica esa sensación, esencialmente es una pequeña estructura anatómica que se situa en la parte superios del cuello del útero conocida como Orificio Cervical Interno. Es como un anillo pequeñito, muy pero muy fuerte, de tejido conjuntivo, es decir de sosten, que permite matnener el cuello cerrado para que el bebé se mantenga tranquilo dentro de la matriz de la madre, durante los 9 meses de embarazo. Existe una patologia denominada Incompetencia Istmico Cervical, que peoduce la perdida del embarazo espontáneamente, de forma casi imperceptible e indolora, a las 18-20 semanas de gestación. En esas madres, el orificio cervical interno, resultó dañado por algun procedimiendo previo como un legrado uterino. En esas mujeres el cuello se abre solo por el peso de un bebé de 4 meses.

Felizmente la inmensa mayoria de las futuras madres tienen un cuello sano llegan tranquilamente a la etapa final de embarazo.

Para que el bebé nazca, para que el culmine su tarea de venir al mundo con nosotros, tiene que abrirse esa estructura que ha permanecido cerrada durante 9 meses! Esa estructura tiene una buena cantidad de fibras dolorosas. Ello ayuda por supuesto a dar aviso a la madre, que la labor de parto esta comenzando.

Cada contracción del útero lo va estimulando y permitiendo la paulatina abertura del cuello uterino. Se habre el cuello hasta alcanzar los 9-10 centimetros, partiendo de 0. Ese proceso se produce durante varias horas. El las primíparas por ejemplo, durante 12-14 horas. En las secundíparas la mitad de ese tiempo.

Durante las primeras 6-8 horas, la respuesta dolorosa de la abertura del cuello del útero, es bastante tolerable. Con cambios de posición de la madre, algunos masajes, luz suave, alguna música suave, amor del compañero, resuelven el problema fácilmente.El útero se contrae desde su parte superior denominada fondo uterino y procduce el efecto de adelgazamiento del llamado segmento inferior, estirando las fibras hacia arriba, y de esa menera abriendo paulatinamente el orificio cervical interno y de esa manere todo el cuello uterino. Ello va permitiendo que la parte que se presenta, habituamente la cabeza del bebé continua su avance hacia abajo y hacia la salida del canal del parto.

Cuando la labor de parto, alcanza la etapa avanzada llegando la dilatación del cuello a los 7-8 centímetros, las contracciones se intensifican y se hacen mas frecuentes. El proceso de la labor alcanza la llamada fase de transición. Esa fase se produce en cada nacimiento, siempre, independientemente de cuantos partos previos tuvo la madre. Es la etapa en que la mujer siente que no puede, que no lo va a lograr. Es como si perdiera esa habilidad que tienen las mujeres de conectarse con su suerpo y percibir claramente que esta sucediendo. Tal vez se parece a esa sensación extraña que sienten las mujeres cuando la menstruación esta por venir. No entienden claramente que sucede. Esa sensación confusa previa a la menstruación desaparece definitivamente cuando inicia la regla. Esa es precisamente la etapa del trabajo de parto durante la cual las futuras madres solicitan ayuda de algún tipo. En los hospitales se les ofrece la analgesia epidural y en los paises desarrollados, el recurso del agua tibia en una tina diseñada para ese fin.

Sin duda que en esa etapa continua siendo muy útil, los cambios de posición de la madre, el movimieno libre, sin ataduras, masajes, aromas, poca luz y ruido, y por cierto el amor de las personas que le dal apoyo.

Nosotros estamos maravillados con la enorme ayuda de la piscina de parto en esa etapa, con agua bastante tibia. Las mamás se relajan maravillosamente, la labor de parto continua con su ritmo sin interferencias medicamentosas, la madre se encuentra libre de sueros endovenosos y aparatos, cambia de posición libremente, y se tarmina de abrir el orificio cervical interno y por ende el cuello de manera mas rápida y suave. Las madres que tuvieron la experiencia previa de la analgesia epidural durante el parto, manifiestan que la disminución del la respuesta dolorosa es idéntica a la que se logra con dicho recurso, con la enorme ventaja de permanecer libre de ataduras y no utiizar medicamentos como la oxitocina artificial y el cóctel analgésico que se introduce en el espacio epidural a traves de un cateter.

Curiosamente cuando la abertura del orificio cervical alcanza su máximo, virtualmente desaparece de la escena. Es decir desaparece completamente esa sensación. El bebé aprovecha ese momento para descender aun mas, encajarse profundamente, tocar el piso pélvico de su madre, estimular la zona interna alrededor del esfinter anal y producir en su madre el reflejo espontáneo de pujar. Ese es precisamente el momento durante el cual tanto el bebé, como su matriz le señalan a ella que partipipe activamente con su propia energia, con la fuerza del los musculos de su cuerpo, a traves de los pujos para culminar la tarea. Es perfectamente claro: La madre en esa etapa está cansada, quiere terminar por fin su labor. Al pujar y luego de la abertura completa del cuello, ella ya no siente ese dolor tan particular, sino muy al contrario una sensación de alivio. Lo que resta ya no es mucho, y el nacimiento como tal es mucho menos incómodo que la etapa previa.

El en próximo capitulo de esta entrega, hablaremos de la coronación de la cabeza o la parte que se presenta, la sensación que produce y la manera de enfrentar esos minutos finales, previos al encuentro definitivo del bebé con sus padres y su familia.

Dr. Rodrigo Aybar
Dra. Graciela A. de Aybar

partonaturalpanama.com

The movement for natural physiological birth in Panama is irreversible.

IMG_7053The movement for natural physiological birth in Panama is irreversible.

This picture was taken by a very extraordinary American midwife. At that moment, we were in Arizona with the impressive Grand Canyon behind us. It was April of this year and we had been invited to participate at the Indie Birth national conference. The organisers were interested to hear first hand from us about our experiences attending mothers in Panama and promoting natural birth in both the hospital and home birth setting. We presented two lectures on our experience offering water and home births in our country. We were treated like royalty.

Last week, the private hospital where we have worked for the last 20 years, informed us that, as of that moment, we had lost our hospital privileges. We were effectively prohibited form continuing our work seeing patients and attending births in their establishment. In addition, the hospital administration contacted our patients individually and directed them to immediately change their doctor or hospital. The reason given was our non-compliance with hospital policy. In fact, they were not happy because our promotion of natural birth disrupts their 80% caesarean rate; an unacceptable number!

Who is being disrespected by the hospitals’ action? Us, no!

Thousands of women who are tired of being forced to birth by caesarean without legitimate reason, women who deserve the right to choose natural birth, who want to move freely and choose their own positions in labour and who are tired of being separated from their newborns’ at birth. Women who are tired of indiscriminate use of medications to accelerate and control their labour patterns, rather than trusting in the natural process. Women who deserve the right to have doulas to assist them in their labours and who deserve support breastfeeding. Women who are tired of having the sacred first 90 minutes after birth being disturbed. This essential bonding period is most important for the baby to smell the mother, to hear her mother and father’s voice, to look into each others eyes. These are only examples of a system that is not listening to what many women are asking for!

The natural physiological birth movement in Panama is irreversible!
What has been achieved in Panama so far is not our success, it is the achievement of women and their families to choose for themselves how they will birth. We have received hundreds of calls, texts and emails from women and their families supporting us and defending their rights.

Thank-you.

Dr. Graciela Anhel & Dr. Rodrigo Aybar

El parto natural y humanizado en Panamá es irreversible.

Esta hermosa imagen que captó una extraordinaria partera norteamericana. Estábamos en Arizona. Detrás el impresionante Cañón del Colorado.

Fuimos allí, invitados el mes pasado a participar en un Congreso Internacional de Parto Humanizado y Natural . Deseaban conocer de primera mano nuestras vivencias acompañando a madres y sus familias, en la llegada al mundo de sus hijos.

Dimos dos conferencias magistrales de parto en agua y parto natural, libre de intervenciones. Nos trataron como reyes .

La semana pasada, el Hospital Nacional, en donde hemos trabajado durante más de 20 años, nos comunicó que tenemos prohibición total de atender en sus instalaciones. Acto seguido, con una prepotencia inaudita comenzaron a llamar a las futuras madres que se atienden con nosotros, que cambien de médico u hospital. El motivo es que “los doctores no van con las políticas del hospital”

A quién están irrespetando, a nosotros? No! Por supuesto que No!

Es a las miles de mujeres cansadas de las cesáreas sin sentido, de las limitaciones para adquirir la postura de su cuerpo libre en el parto, cansadas que las separen de sus hijos , cansadas del uso indiscriminado de medicamentos para “apurar” el parto, cansadas de no tener derecho a que una Doula las acompañe durante la labor y la lactancia, cansadas de que no se respete la primera hora de vida de su bb , en que lo único que necesita es el aroma de su madre, el olor de su cuerpo, sus ojos , la voz de su padre.
Deseosas las que tienen cesárea anterior y moles permiten tener un hermoso parto normal.

El proceso por la humanización del parto en Panamá es IRREVERSIBLE!

Ese logro no es de nosotros, es de las madres y sus familias!

Hemos recibido cientos de llamadas, de correos , de chats de cientos de mujeres comprometidas en la defensa de sus derechos.

GRACIAS!!!!!

Graciela Anhel y Rodrigo Aybar

Jocelyn

image

Jocelyn Stephanie es un digno ejemplo de la mujer panameña empoderada capaz de cambiar el mundo !
Gracias por tu extraordinario aporte!
El recién nacido NO debe ser separado nunca de su madre !

Ella escribe:

“A veces escucho historias sobre lactancia que me dan tristeza…Hoy una joven me contaba que no pudo tener una lactancia exitosa, que no le bajo leche hasta después de muchos días, que tenía poca leche, que le dio mastitis y que lloró mucho por no poder amamantar a su bebé. Me cuenta que fue césarea y que su nena nació a las 11:00 am y se la entregaron para amamantarla a las 5:00 pm y que cuando se la entregaron ya le habían dado fórmula. Y ella me lo decía tan tranquila, como si fuera correcto y normal que te entreguen a su hija seis horas después de nacer y encima ya previamente alimentada con fórmula. Cómo quiere el sistema de salud que las madres tengan una lactancia exitosa si no le entregan a sus hijos durante la primera hora de vida? Cuando se ha separado prolongadamente tras el nacimiento a la madre y el bebé pueden dejar como secuela dificultades para lograr un adecuado agarre al pecho y esto ocasiona que la leche se estanque, siendo la causa principal de una mastitis, porque al estancarse la leche, se produce la infección mamaria. Cómo no tener mastitis, si al bebé no se le estimula con el pecho de su madre, sino con un biberón?
Y ni hablar de la importancia del contacto piel con piel para un inicio satisfactorio en la lactancia y la duración de ella. Además del vínculo afectivo con la madre.
Tenemos derecho a que se nos respete este momento único con nuestro bebé, levanten su voz para que nuestro sistema de salud cambie, no podemos permitir que sigan ocurriendo historias como estas.
En una cesárea también vale la pena intentar proteger este vínculo, es cuestión de prioridades. Indudablemente la unión madre bebé desde el primer momento es una prioridad.
Vas a salas de maternidad y lees por todos lados que lo mejor es alimentar a tu hijo con leche materna, y cómo ayuda el personal de salud que sea posible? Acaso esta bien que le den biberón a un bebé sin consultarlo a su madre? Iniciar lactancia seis horas después de nacer? De que hablamos entonces?

Soy una madre con una lactancia por cuatro meses exitosa, mi hija fue un parto natural y se me entregó inmediatamente al nacer y fue amamantada en su primera hora de vida. Nunca supe lo que es una mastitis, gracias a Dios conté con profesionales que respetaron en todo momento mis decisiones y motivaron para seguir con lactancia materna exclusiva. Rodrigo Aybar Alberto Heart

Una madre y un recién nacido son un solo ser, el ambiente normal de un recién nacido es su madre y ningún otro.
No permitan que los separen!”

Se avanza en Panamá!

image
image

Me pronuncio a favor del Parto Respetado y la Lactancia Materna

image

image

image

Me pronuncio a favor del Parto Respetado y la Lactancia Materna en Panamá.

En los últimos años se ha ido produciendo en nuestro país un interesante y necesario debate en relación al proceso del embarazo, el parto y la lactancia.
La Prensa y la Revista Ellas, se han hecho eco de ello con sendos reportajes sobre el tema. Me parece extraordinario que se de y a través de estas líneas deseo contribuir.

El mundo está en constante cambio. La presencia y participación de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad crece vertiginosamente. Cada día las mujeres se rebelan contra un mundo que las discriminó, estigmatizó, segregó durante siglos. Siempre he pensado que la atención del embarazo y el parto en Panamá, es un componente mas de irrespeto y de abuso a las mujeres.

Las redes sociales, el Internet, la facilidad de las comunicaciones, la globalización les ha permitido informarse, estudiar, intercambiar experiencias, imágenes, en segundos con otras mujeres y sus familias de cualquier parte del mundo.

Nosotros, por ejemplo en nuestro pequeño país, comenzamos desde hace unos años a realizar un cambio radical en la atención del proceso natural y biológico del embarazo y del parto. Decidimos abordarlo con el concepto moderno de la atención del parto con mínima intervención, no medicalizado.

Decidimos invertir las reglas de juego: entregarle a la mujer toda la confianza en sus infinitas capacidades de entregar amor y de enfrentar ese evento con los conocimientos instintivos y profundos que la genética y la biología puso a prueba durante miles de años. En otras palabras empoderarlas a ellas, sus parejas, sus familias, sus hijos en algo que saben hacer a la perfección: embarazarse, parir, dar pecho.
Los resultados han sido sorprendentes: mas de 900 partos naturales, en mujeres de todas las edades. Todas han tenido hijos sanos con el máximo puntaje de APGAR. Todas, el 100% de ellas han dado pecho a sus hijos.

Ninguna ha recibido cortes o episiotomías de ninguna clase. Todos los recién nacidos han iniciado la lactancia materna durante la primera hora de vida. El cordón umbilical ha sido cortado cuando deja de latir. La salida de la placenta ha sido natural, sin maniobras y con mínimo sangrado. El porcentaje de cesáreas ha sido el 6%.

Esto y mucho mas!

Iniciamos un blog: partonaturalpanama.com, con el fin de compartir estas experiencias que ha recibido en tres años casi un millón de visitas de Panamá y de todo el mundo. Miles de mujeres han escrito sus opiniones y testimonios.

Que nos preguntan diariamente:

¿Puedo estar junto a mi bebé todo el tiempo, sin que lo separen de mi, y recibir apoyo para ello, si lo necesito?
¿Puede estar mi esposo, o mi mamá, o una amiga conmigo al momento de dar a luz?
¿Puedo adoptar durante la labor y el parto la postura de mi cuerpo que deseo y no estar acostada?
¿Puedo sentarme, ducharme, entrar a una tina de agua tibia, usar mi bola de parto, recibir masajes, ser acompañada por una Doula que me de apoyo durante la labor y el parto?
¿Es necesario que me “piquen”?
¿Pueden preguntarme si acepto o no que me examinen?
¿Puedo pedir que no me aten a aparatos ni venoclisis durante la labor y el parto?
¿Puedo pedir comida y agua durante todo el proceso. Ir al baño si lo deseo y no hacer mis necesidades en una paleta?
¿Puedo exigir que no me pongan medicinas para “apurar” el parto, como por ejemplo la Oxitocina artificial?
¿Puedo tener parto natural después de una cesárea?
¿Pueden esperar a que mi bebé y mi cuerpo estén listos para el parto, incluso si eso ocurre 10 días posteriores a la Fecha Probable de Parto?

¡Esto y mucho mas!

¡El porcentaje de cesáreas en los hospitales privados de Panamá alcanza el 80%!
En los hospitales públicos de nuestro país la operación cesárea, representa el 35%.
Sólo dos maternidades de la República ostentan el reconocimiento de la UNICEF de Hospital Amigo del Niño, que significa que todo recién nacido debe permanecer junto a su madre y la prohibición de biberones y la leche artificial.

Las Naciones Unidad tiene tres programas claves: Hospital Amigo del Niño, Las Primeras dos horas sagradas del vínculo y apego madre-hijo sin interrupción, La iniciativa de Maternidades Centradas en la Familia.

Nuestro país está totalmente ausente de estas importantes y decisivas iniciativas que significan un claro avance y modernización en la atención del nacimiento.

Somos positivos y confiamos plenamente en la sabiduría de nuestras mujeres. Su inteligencia y amor, nos enseña cada día a ser mejores.
Existen felizmente ya varias organizaciones y grupos que se movilizan, educan, se reúnen y discuten diariamente acerca de cómo darle mas impulso al proceso irreversible hacia el parto respetado y la lactancia materna en nuestro país.
Ya incluso está en elaboración la Ley del Parto Respetado y La Lactancia Materna de Panamá.

Dr. Rodrigo Aybar
Médico Ginecólogo-Obstetra
Perinatólogo

Panamá 09 de agosto del 2015.

El relato de la abuela.

image

XIX Entrega: Las Aventuras de Nonna La Exploradora De Fiesta en Fiesta!.
El 4 de agosto a las 7:15 de la manaña nació Gianlucca en la tranquilidad y paz de su hogar. El Nonno viajó a Panamá el 30 de Julio y yo llegué al día siguiente. Tuvimos la oportunidad de acompañar a Alanna Aimée y Jan Michael a su última cita con el ginecólogo obstetra quien le dijo que todo marchaba bien, que ella estaba en su semana 40 y que a pesar de que el bebé puede nacer en cualquier momento a partir de esa semana, es natural que el embarazo llegue a las 42 semanas. El médico le recomendó que se desconectara de las redes sociales y que se fuera a pasear, de ser posible hasta Chiriquí! Lo de desconectarse de las redes sociales fue motivado por la ansiedad que provocaron los mensajes, seguramente bien intencionados, pero inapropiados e innecesarios para quien ya de por si tiene suficientes interrogantes en su mente ante la inminente llegada de su primer hijo. El asunto era que se relajara y que esperara con paciencia hasta que Baby G diera indicios de salir de la comodidad de su barriga a este mundo cruel. Así pues seguimos al pie de la letra las indicaciones del médico y ese mismo día aceptamos la invitación de Annie Loren y los acompañamos en la celebración del cumpleaños de su marido, vestidos de vaqueros! El sábado nos fuimos a la feria de artesanías en ATLAPA, la caminamos de cabo a rabo y en la noche los Nonnos fuimos a la boda de Carlos Raúl y Elizabeth en San Felipe. Me encantó la Iglesia de San Felipe de Neri y la recepción estuvo lindísima y muy alegre. Lo mejor fue ver a la familia y ponernos al día en nuestros devenires.
El domingo nos auto-invitamos a la casa de playa de Luis & Diana a quienes les caímos cual paracaídas sin freno y pasamos todo el día con ellos. Alanna Aimée inició labor de parto esa noche, no sabemos si fue por el julepe del fin de semana, por el delicioso picante en el ceviche que comimos o por el masaje que el Nonno y yo le dimos a sus cansados pies, manos y cuerpo. El asunto es que cuando se despidió para ir a dormir yo con sólo verle el rostro me di cuenta que Baby G venía por fuera. Me quedé despierta con esa inquietud y en la madrugada Jan Michael me avisó que la doula venía en camino y los médicos llegarían más tarde. Decidimos no despertar al Nonno para que al menos uno de los cuatro estuviera descansado porque sabíamos que las siguientes horas serían de mucho ajetreo.
Alanna Aimée y Jan Michael acordaron que su hijo naciera en casa, en agua y sin epidural. Para esto se prepararon, leyeron mucho sobre este el tema, tomaron clases de hipno-terapia y otras más. La doula, Sara Zomer, jugó un papel importante antes, durante y después del parto, brindando confianza, seguridad y apoyo físico y emocional. Cuando los Dres. Rodrigo y Graciela Aybar llegaron a casa Alanna Aimée tenía 8 cms. de dilatación; en cuestión de minutos prepararon la piscina y le dijeron a Alanna Aimée que entrara al agua cuando lo deseara. Hubo un momento en que Alanna bailó para despabilarse y el médico se tiró al piso cual mecánico de auto y gracias a esto se dio cuenta que una membrana en la bolsa estaba impidiendo que Baby G saliera, y que tenía una vuelta del cordón umbilical alrededor de su cuello. Tan pronto removió esa membrana baby G coronó y apenas asomó su cabezita el médico le desenredó del cordón. El resto de su cuerpo salió con la siguiente pujada y fue maravilloso verlo nadar, abrir los ojos y unos minutos después estaba sobre el pecho de su madre. Una escena tierna e inolvidable: madre e hijo contemplándose uno al otro, por fin conociéndose después de 9 meses de estar coqueteando, queriéndose y preparándose para ese día tan especial. Así se quedaron unidos en cuerpo y alma y para siempre. Estando abrazados Alanna Aimée expulsó la placenta y un ratito después el cordón umbilical dejó de latir, en ese momento Jan Michael lo cortó y ya separados Alanna Aimée tomó una ducha y fue examinada en su cama por el médico mientras que su esposa, Graciela se encargaba de atender y revisar a Gianlucca.
El pediatra pasó al final del día para examinar a Baby G y dar instrucciones a sus padres sobre su cuidado y alimentación. Al día siguiente el Dr. Aybar pasó a visitar a Alanna Aimée para examinarla y verificar que todo estuviese bien con ella.
Le doy gracias a Dios por ser nuestra roca y fortaleza, cuya obra es perfecta; por haber estado y estar presente en nuestras vidas; y a Sara, Rodrigo y Graciela por su apoyo, profesionalismo, don de gente, y por darnos la tranquilidad y seguridad de que todo saldría bien, como en efecto sucedió.
Los días siguientes al nacimiento de Gianlucca fueron de aprendizaje, ajustes, adaptación y falta de sueño, pero no porque Baby G necesitara de la atención de sus padres, sino porque ambos estaban como embelezados, contemplandolo en todo momento y Jan Michael verificando cada cinco minutos que estuviera respirando!.
Gianlucca sólo toma leche materna y de acuerdo a las indicaciones de su pediatra sus baños son de avión, es decir sólo con una toallita húmeda bajo el ala!. Yo creo que todavía no sabe lo que es un baño de tina, así que será como los michos que le huye al agua; y yo que bañaba a los míos hasta tres veces al día! Tiene un ropero clasificado por tamaño, desde 0 meses hasta que vaya a la Universidad! Bueno no tanto pero tiene ropa hasta para regalar.
El Nonno se quedó en Panamá en su rol de abuelo y encargado del turno de las 4 de la mañana. A esa hora el cuida a Baby G para que sus padres puedan descansar. Me dijo que se porta como un angelito y que duerme sobre su panza que es como un colchón de agua hasta medio día! Dice que ya hasta sabe protestar y le avienta unos “two-fifty” traqueaos (los que no saben que es esto pregúntenle al abu). Lo importante es que ya tienen una rutina y Alanna es toda una experta en su cuidado.
Yo sólo pude acompañarlos una semana, pero gracias a Dios que todo lo hace perfecto y a las predicciones de la luna, las estrellas y todos los astros, mi estadía coincidió con el nacimiento de Gianlucca y con reuniones y eventos familiares ya programados, y el tiempo me alcanzó también para visitar a mi otra familia, la de STRI, y hasta para ir a la fiesta de los 80 años de la tía Doris –que estuvo muy divertida. Así que en una semana estuve de fiesta en fiesta!
Ya de regreso tuve oportunidad de visitar el Museo 9/11, el Jardín Botánico y Zoológico de Brooklyn y fui hasta Coney Island para presenciar una competencia de castillos de arena, pero llegué un día tarde… así que me perdí el show pero vi otros bastantes entretenidos…

Un abrazo y hasta la próxima! Nonna, La Exploradora

image

image

Marianelly: Una mujer excepcional.

image

image

image
La conocimos en la etapa avanzada de su primer embarazo. Estaba en la semana 38. Con una intuición y seguridad sorprendente, nos pidió que la ayudáramos a realizar una versión externa completa de su bebé. Es decir, la niña estada sentada, de nalgas, no de cabeza como suel ser. No quería una cesárea.

Marianelly es alta, hermosa, alegre. Excelente estudiante universitaria el la UTP. Cursa el último año de Ingeniería y Administración de Puertos. Sin duda es parte de la generación joven que continuará administrando y manejando, de manera brillante nuestro Canal.

Con control ecográfico, hicimos la maniobra. Serena, relajada y tranquila se entregó a su hija y con las caricias de su esposo, lo logramos. Minutos después la bebé estaba acomodada cabeza abajo.

Unos días después visitamos su casa y preparamos todo. Se inició el parto en la semana 40. Nació una niña de 9 libras hermosísima !

Que vivencia tan maravillosa! No tenemos palabras para expresar lo que sentimos ese día!

Ayer, nos envió esta carta que deseamos compartir con ustedes.
La emoción es muy grande!

Buenas tardes Doctores

Disculpen la demora de las fotitos, nuevamente les agradezco por todo el apoyo y la comprensión hacia nosotros por la situación en la que nos encontrábamos ustedes fueron una bendición que llego de último momento a nuestras vidas y les agradecemos de corazón todo el apoyo de ambos en esta vivencia de amor, respeto y confianza que nos contagiaron. Por ser un gran equipo, sin ustedes esta linda emoción de ser PADRES no sería igual de única como lo es y lo será siempre.
Esta nueva puerta que se abrió para el inicio de esa experiencia indescriptible, la manifestación del amor y el lazo entre esa personita que lleve por 9 meses, que formamos con tanto amor Rafa y yo. Gracias por la manera en la que ustedes creyeron que podría lograrlo teniendo ese apoyo de ustedes dos y de mis personas favoritas Rafael y mi bella Madre toda esa entrega, dedicación, libertad, confianza, aceptación que me dio la fuerza para realizar este parto tan bello.
Aunque mi embarazo estuvo lleno de expectativas, confusiones y dificultades, cargadas a la misma vez de mucha inseguridad y dudas sobre tantas cosas que tan solo en dos semanas me dieron la confianza que no logre tener en 9 meses dandome las agallas (la palabra indicada) para romper las barreras mentales existentes en nuestra sociedad y dentro de las amistades, familiares que nos rodeaban. Viene a mi mente un buen dicho CHIRICANO que dice así “Chiricanas GANAO BRAVO” ja! Pues verdaderamente por primera vez puedo coincidir con esta palabra para describirme, todo lo que pudimos lograr aquel día, me llene de tantas emociones que no sabía si llorar, si de verdad era real lo que estaba sucediendo. Cuando la doctora Graciela se me acerco a la cama fue el instante en el que llore, Lágrimas de conexión de aquel momento con mi bebe aun no lo podía creer pero con la recompensa de la satisfacción que produce el sentimiento de SER MADRE una linda mezcla de todo.

Jamás encontrare palabras que puedan describir todo lo que viví y sentí. Les agradecemos mucho por su manera tan linda de ser los dos son excelentes personas con un súper corazón, Maria José siempre sabrá por las historias que le contaremos como vino al mundo y que ustedes fueron los responsables de que ella saliera en perfecta condiciones.

Gracias infinitas doctores por cada palabra de aliento y por las risas entre los dolores para apaciguarlos. Mi madre entre mani y rezos de tanta ansiedad jajajaj fue una experiencia hermosa.

Besos y abrazos
de parte de Rafael, Marianelly, Sra. Maria y Maria Jose.

image

image

image

Contra viento y marea.

image

 

 

CONTRA VIENTO Y MAREA

Ya han pasado cinco meses desde el nacimiento de mis hijos. Desde el comienzo del embarazo no fue nada fácil. Nunca voy a olvidar ese día, ya estaba embarazada de 4 meses y teníamos la primera ecografía, cuando nuestro querido doctor Aybar nos anuncio a gran sorpresa nuestra y de todos que eran dos y no uno!! Fue una noticia tan inesperada que vino a remecer nuestras vidas, no sabíamos si llorar o reír. Mi pareja me miraba con una mirada congelada en el tiempo, incrédulo. No podíamos hablar, fue una noticia que nos dejo perplejos. Los embarazos múltiples están tan estigmatizados que desde el primer momento me llene de preguntas. Que riesgos habían? Como podré cuidarlos? Y los gastos? Podré dar a luz en casa? Como lo haremos?!! Etc.
El doctor Aybar, como siempre con su gran sentido del humor, apoyó en ese momento tan lleno de temores e interrogantes. De inmediato pudimos ver en la ecografía que se trataba de dos niños. Todo parecía estar bien. Dos bolsas, dos placentas, las medidas, todo indicaba que estaban en perfecta salud y crecimiento y eso me tranquilizó.

Pero cuantos comentarios desatinados tuve que escuchar, cuantos “consejos” que, aunque venían de buena fe, no ayudaban en nada. Cuantos miedos ajenos e infundados me envolvían en esos días. Yo quería solo alejarme de todos y estar en paz. Yo sabía que mis bebes estaban bien y que todo saldría bien. La gran incertidumbre era si podría dar a luz en casa, como yo lo quería, como había sido el nacimiento de mi primera hija.

Yo sabía que podía dar a luz naturalmente pero esa frase lapidaria de “embarazo múltiple de alto riesgo” era algo que me perseguía y cuando entras al hospital con ese título ya sabes lo que te espera!
Los doctores y mi pareja no dudaban en mi capacidad de tener un parto natural pero mi miedo era que yo sabía que si lo hacía en el hospital iba a terminar siendo cesárea, solamente por que todos los partos gemelares son catalogados dentro del mismo saco, casi como una patología. Eso no era justo en mi caso ya que estábamos en perfecta salud. Yo quería tener un parto respetado y no apurado ni violentado. Yo quería sentir mi cuerpo y no quería tener que parir con el cuerpo adormecido. Yo quería que el parto fuera mío y no del equipo medico, yo quería estar plenamente presente en cuerpo y alma para recibir a mis hijos.

Claro que no iba a poner en riesgo la salud de mis bebes ni la mía! Y hubieron muchas personas que insensatamente me catalogaban de irresponsable o egoísta al querer parir en casa! Esos comentarios no los soportaba. No por que herían mi ego, por que en el fondo no me importaba lo que pensaran de mi ya que yo nunca tome esa decisión en base a una posición de querer demostrarle nada a nadie, sino que la tome en base a mucha reflexión e información sobre la realidad de los hechos solo para el bien mío y de mis hijos.

Para mi el dar a luz siempre significó una experiencia sagrada por lo tanto no quería ser anestesiada ya que quería vivir plenamente el proceso de mi cuerpo de mujer que da la vida en un acto de amor. También mi instinto materno me decía que esa era la mejor forma de hacerlo. Me informe mucho durante mi primer embarazo sobre los riesgos de la epidural, que es una droga derivada de la cocaína y aun no se han comprobado los efectos secundarios que esta pueda tener en el bebe. Lo cierto es que para la mama puede ser que le ayude a no sentir dolor pero esto viene a romper con el importantísimo rol que tiene el baño de “hormonas de amor” del que habla Michel Odent, y que van a marcar su impronta al momento del parto tanto para la madre y su bebe. Yo entendía la frase “para cambiar al mundo es preciso cambiar la forma de nacer” ya que esa impronta de amor resulta en un ser humano y una sociedad mas empática. Yo había sentido en carne propia, durante el nacimiento de mi primera hija, esa adrenalina y esas hormonas que impregnan tu cuerpo, especialmente al momento de expulsión del bebe. Es algo muy fuerte que recorre todas las células de tu cuerpo y estoy segura que para el bebe debe ser algo formidable.

Dar a luz es un acto de amor y el mito que la mujer no puede dar a luz sin anestesia por que el dolor es insoportable es algo para mi totalmente invalido. Yo quería destapar mitos y entender lo que había detrás de todos esos miedos tan arraigados en las mentes de nuestra sociedad actual que no hacen mas que des-empoderar a la mujer.

Sin embargo seguían la pruebas para mi. Lecciones de humildad, lecciones de compasión, de fuerza interna. Al comienzo parecía que un parto en casa no iba a ser posible ya que la posición de los bebes no era la mas optima.
Comencé a ponerme en el caso que tuviera que ir al hospital y a idear un plan de “parto respetado”. Leí sobre “gentle cesarean birth” ya que en tal caso preveía una cesárea inevitable. Como podría crear un espacio sagrado en medio a un lugar tan frio y deshumanizado?

Entonces comencé a re-programarme para mantener mi mente abierta y no tener expectativas. Aprendí a fluir y a estar en el presente, como también a confiar que cualquiera que fuera la situación que se presentara, esa sería exactamente la experiencia que nos tocaba vivir y que tenía que aceptarla y sacar lo mejor de ella.

Durante ese período me conecté con mis bebes entre meditaciones y les hablaba pidiéndoles una señal, que si ellos querían nacer de forma natural que se tenían que girar para estar los dos cabeza abajo. Ya estábamos en la semana 30 y parecía muy improbable que los bebes fueran a cambiar de posición. Mis esperanzas seguían allí. Una noche, mientras trataba de dormir, sintiéndome muy incomoda, me senté y en ese rato de desvelo habitual sentí un movimiento muy fuerte en mi útero, sentí como el bebe que estaba cabeza arriba se giro por completo, empujando y tratando de acomodarse en el poco espacio que tenia para moverse. Fue increíble! Yo sabia que era mi bebe, que me había escuchado y que había hecho todo lo imposible e improbable para ponerse cabeza abajo! Durante la siguiente visita con los doctores pudimos ver que los dos bebes ya estaban en la posición optima! Recuerdo los gritos de alegría en ese momento y el asombro de todos. Entonces dije “será en casa!”

Los dos bebes estaban bien posicionados cabeza hacia abajo y el parto no suponía riesgo alguno, entonces decidimos hacerlo en casa. Me informe sobre los riesgos reales del parto gemelar, riesgos que no aplicaban en mi caso. Yo sentía fuertemente que era lo mejor que podía hacer para los bebes y que ellos deseaban nacer de esa forma.

A pesar de los miedos ajenos y boicoteos de todo tipo que se arrimaban a mi alrededor, logre canalizar todas mis fuerzas y pensamientos positivos para empoderarme. Llegue al día del parto con una certeza y una fuerte determinación que lo lograría. En mi no había lugar para la duda. Los nueve meses de preparación al parto habían sido para mi una clara prueba que yo podía. Cada mes de embarazo había sido como una prueba superada. Mi embarazo había llegado a termino a pesar de los comentarios tan pre-determinantes e infundados que me rodeaban como: “ya veras los mellizos siempre se adelantan” o “cuidado que se te van a salir” o “están sanitos?” o “obvio que el parto será en el hospital verdad?”, “no te da miedo tenerlos en casa?”, “es demasiado riesgoso”, “mejor que te los saquen y YA!!” etc, etc.

Finalmente, si! Llegue a termino! Parí a mis mellizos en casa y logré lo que yo sabía que iba a lograr. El primer bebe peso 3.6 kilos y el segundo peso 2.8 kilos y nacieron en perfecta salud. Es mas, el doctor dijo que nunca había visto a unos bebes recién nacidos con los ojos tan abiertos y fijando su mirada como lo hicieron mis hijos al nacer. El parto fue la experiencia mas valiosa y enriquecedora de mi vida. La mas fuerte y la mas bella. Mis hijos son los mas sanitos y bellos del mundo. A pesar de lo difícil que ha sido, especialmente los tres primeros meses con los bebes y todo el trabajo posterior al parto, es maravilloso poder superar las dificultades y ver en esos dos pares de ojitos tanto amor y pureza, todo el esfuerzo vale la pena. Cuando estoy pasando momentos difíciles solo recuerdo que lo que hice es una prueba que todo es posible, y no hay mejor cosa que la confianza en uno mismo!

Una ves leí esta frase: “El parto es Nuestro”. Esa frase se me grabo y espero que se grabe en las mentes de otras mujeres. El parto siempre es de la mujer. No de un equipo medico. Siempre que se pueda, la mujer debe ser la protagonista, debe ser ella quien da a luz a su hijos en un acto empoderador. No soporto ver a mujeres poderosas robadas de su dignidad y poder al ser sometidas a los protocolos médicos, a la ignorancia y a la manipulación. Esto no esta bien. En el caso de una mujer sana, y de cualquier mujer, ella debería ser respetada y honrada en el momento del parto, que es un momento sagrado.
Doy gracias a la vida de haber podido vivir esta experiencia tan maravillosa!

Sarah Cousineau