Experiencias, Parto Hospitalario, Parto Natural, Water Birth
Déjenos sus comentarios

La vida después de una cesárea. Parte 1.

 

Poco a poco hemos ido aprendiendo de las mujeres, de sus almas, de sus sabidurías e instintos, de su insospechada generosidad y entrega y por sobre todo del amor que irradian por todos los rincones. Hemos podido aprender ademas de los esposos, de las familias. Hemos acompañado a mas de 350 madres durante la llegada de sus hijos, en sus hogares, en sus ambientes, intentando no interferir y respetar  profundamente su intimidad y espacio.

No ha sido fácil. Para nada! Hemos tenido que realizar un verdadero re aprendizaje. Hemos debido  hacer un inmenso ejercicio de humildad. Para nosotros como médicos, que recibimos una educación rígida y muy autoritaria, no ha sido nada fácil realizar ese ejercicio de humildad.

Aprendemos cada día, con cada embarazo, con cada nacimiento. Lo único que podemos decirles a esas madres y sus familias es GRACIAS!

Uno de los aspectos mas desafiantes ha sido tratar de entender el mundo interior, las emociones, las sensaciones de una mujer que desea tener un parto normal y que tiene una cesárea previa.

Es acaso el miedo de ella a que le suceda algo a su útero?

Es acaso en temor al dolor de las contracciones del parto?

Es acaso el miedo a que su cuerpo «no sirve», a que su matriz «no dilata»?

Vamos a tratar de explicar con palabras lo que verdaderamente sucede en el alma de esa mujer. Al fin de cuentas de esas mas de 350 mujeres que hemos acompañado en sus hogares, mas de 40 han sido madres con cesárea anterior. Creemos que esas vivencias nos autorizan a dar nuestra opinión.

La historia comienza mas o menos así :

Cuando una mujer se entera que está embarazada se estrella con la vida, con el mundo de manera muy intensa e imprevista. Aparecen como fantasmas multiples emociones encontradas y nuevas, que nunca había imaginado como son. Por un lado recibe un impulso de vida increíble. Vaya! soy fértil ! puedo ser mamá! es una energía hacia adelante de enorme intensidad. Acto seguido surgen súbitamente emociones extrañas. «lo tendré?¨. «puedo?¨¨podremos?¨, le cuento a mi pareja?, a mi mamá?….Sin duda la confusión de esas primeras semanas es inmensa. Es importante entender que le ocurren con mayor menor intensidad a todas las mujeres, independientemente de la edad, nivel cultural, económico y educativo. Son dos energías contrapuestas. Una hacia adelante  y la otra un freno emocional.

Por fin acepta su nueva condición , no sin sentirse fisicamente ademas muy extraña, ya que mientras esos primeros  días y semanas pasan las sensaciones hormonales, digestivas , emocionales, cardiovasculares son indescriptibles y sumamente diferentes a cualquier experiencia previa. Luego que socializan la noticia, todo el mundo se alegra, se emociona y ella como decimos en buen español, se siente pésimo!, fatal! .

Una vez incorpora de lleno su nueva realidad, se revela su personalidad, su carácter , su coraje.

Ella se dice: Mi hijo o mi hija va a ser mejor que yo! va a ser mas inteligente que yo! le voy a dar una educación mucho mejor que la mía. Va a ser mas bello y alto que yo!

Acto seguido incorpora dos elementos claves mas: «Lo voy a parir», ¨le voy a demostrar que soy capaz de hacer todos los sacrificios inimaginables para que sepa quien soy yo, como soy yo, cuanto lo deseo y lo amo»  Agrega ademas un segundo elemento clave: «Le voy a dar pecho», mi leche.

Nuestras madres cumplen a cabalidad la parte que les corresponde a ellas para llevar su embarazo a término, se preparan lo mejor que puedan para parirlo, controlan su embarazo con un celo y responsabilidad inmensos.

Es terriblemente cierto: Reciben muy poco apoyo genuino y sincero de parte del sistema de salud, de los hospitales, de los médicos para poder cumplir con sus sueños y deseos. Sin embargo continúan , ven videos, publicaciones en las redes sociales, se informan con alguna abuela o amiga…. Hacen esfuerzos económicos enormes para ofrecerle a su bebé todo lo mejor que puedan darle .

Que ocurre al final de la historia lamentablemente : La mayoría de sus amigas, sus vecinas terminaron en cesárea y no pudieron dar pecho. Le hacen incontables (sin ningún sentido ademas) ultrasonidos y laboratorios. Las examinan en la etapa final del embarazo con frecuentes molestos exámenes vaginales. Finalmente el médico le plantea: «Tu bebé tiene el cordón umbilical apretado al cuello». «La placenta esta vieja, tiene calcificaciones»  ¨El líquido amniótico está disminuido, tiene poco liquido.» «Tu pelvis es estrecha».   ¨Vamos a tener que hacer una inducción, llegaste a la fecha de parto y tu útero no dilata». » El monitoreo no resultó bien, tu bebé esta en sufrimiento fetal».

De la noche a la mañana todo el mundo imaginario de ella, todos sus planes se derrumban. Lo acepta todo. No desea bajo ninguna circunstancia que le suceda «algo» a su bebé. Se rinde, se entrega.

La vulnerabilidad de una mujer durante el embarazo radica precisamente allí .

La futura madre es muy valiente y esta dispuesta a todo. Sin embargo es terriblemente vulnerable en relación a su bebé .»Nada le puede pasar a mi bebé». La convencen con relativa facilidad para hacer una inducción al parto. La convencen para hospitalizarla, ponerle oxitocina artificial para «apurar» el parto.

Le rompen las membranas con muy poca dilatación para «ayudarla» a parir.

Como termina todo? por supuesto mal. Termina en cesárea la inmensa mayoría de las veces. Es separada de su bebé las primeras horas o días, No le sale leche, tiene dolor, es decir le será muy difícil darle pecho  a su bebé…

Finalmente regresa a casa, Tiene que contar su historia a sus amigas, familiares, vecinos… Que me pasó? : Mi útero no dilataba, el bebé tenia un ¨cordoncito¨, mis senos no producen leche.

Todo ese mundo se derrumbó y yo fallé. mi cuerpo no respondió , no sirvo para dar a luz.

Pues bien : Allí está lo mas difícil , el desafío mas grande que tenemos cuando acompañamos a una madre durante el parto normal después de una cesárea, ( PVDC) ( VBAC en ingles).

Ayudarle a que se empodere durante el siguiente embarazo, a que entienda que nada de eso es cierto.  A que entienda que su útero, su cuerpo esta diseñado a la perfección para parir, a que sus senos funcionan siempre cuando se respeta la hora sagrada después del parto con el bebé en contacto con su piel. Ese y no otro es el principal desafío. 

En la siguiente entrada trataremos de explicar el porque su cuerpo responde siempre y no existen ¨úteros que no dilatan¨ ! y ¨senos que no producen leche!

 

Graciela & Rodrigo

partonaturalpanama.com

 

Categorias:Experiencias, Parto Hospitalario, Parto Natural, Water Birth

Creado por

Somos dos médicos gineco-obstetras radicados en Panamá, con amplia experiencia el la atención humana, cálida, de la embarazada, durante todo el preceso de la gestación, el parto, y el puerperio. Somos los únicos en toda la República que realizamos partos en casa, así como en el agua. Nuestra experiencia ha sido con mujeres latinoamericanas, europeas, estadounidenses.

Deja un comentario